Ángela Ávalos. 6 abril
En una foto del 20 de marzo del 2017, se muestra una parte de la Unidad de Cuidado Intensivo quirúrgica del Hospital Calderón Guardia, en San José. Ese centro de salud dispone de 28 espacios para enfermos muy graves. Foto: Archivo LN
En una foto del 20 de marzo del 2017, se muestra una parte de la Unidad de Cuidado Intensivo quirúrgica del Hospital Calderón Guardia, en San José. Ese centro de salud dispone de 28 espacios para enfermos muy graves. Foto: Archivo LN

Al día de hoy, entre un 60% y un 80% de las 227 camas disponibles en las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) en los hospitales de la CCSS ya tiene un paciente consumiendo todo lo que significa estar ingresado en un servicio de esa complejidad.

Pero, ¿qué sucedería si el número de enfermos con covid-19 que requiere del soporte de Cuidado Intensivo comienza a subir?

En Costa Rica, el número de esos pacientes llegaba, este 5 de abril, a las 14 personas, pero ha venido en aumento sostenido durante la última semana. Esos 14 representan un 3% de todos los 454 confirmados de covid-19 (en otros países, ronda entre un 5% y un 10%), y un 6,17% de los espacios actualmente disponibles en Cuidado Intensivo.

Si esas cifras se incrementan en los próximos días de forma exponencial, ya lo han dicho las autoridades de Salud: no habría capacidad instalada, como tampoco la ha habido en Europa o en Estados Unidos, para soportar el peso de esa demanda. Ahí se iniciaría el colapso de los servicios de salud, como ya se ha visto en otros países en el orbe.

El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz Cubillo, reiteró que, por eso mismo, es tan importante que la población entienda la necesidad de respetar las órdenes de distanciamiento social emitidas por el Ministerio de Salud desde inicios de marzo.

Solo acatando estas medidas, se logrará contener una oleada de pacientes graves, que es lo que finalmente podría llevar a sobrepasar el límite a los servicios de salud.

La institución, aclaró Ruiz, ha hecho lo posible por suspender temporalmente los procedimientos programados con el fin de bajar la carga en esos servicios, pero continúan llegando víctimas de accidentes de tránsito o de infartos, que son las que llena esos espacios.

Según Mario Ruiz, en tiempos normales, sin covid-19, las UCI pasan con una ocupación entre el 80% y el 90%. Con medidas que se han aplicado en las últimas semanas, como la suspensión de procedimientos programados, esa ocupación está entre un 60% y un 80%.

“Son servicios de alta ocupación. No se trata de solo una cama. Los pacientes que están ahí tienen una enfermera vigilando su estado todo el día. Tienen equipos y medicamentos muy complejos, que elevan hasta en $30.000 diarios la inversión por su cuidado”, explicó el gerente.

La experiencia con covid-19 en otros países, donde los hospitales completos han tenido que convertirse en enormes unidades de Cuidado Intensivo, revela que, en promedio, uno de estos enfermos que ingrese a ese servicio podría pasar ahí hasta 18 días.

“Los especialistas chinos nos aconsejan evitar al máximo que los enfermos en estado leve o moderado progresen a la gravedad, porque es en ese estado cuando requerirán una Unidad de Cuidado Intensivo, y ahí es donde se elevan los gastos y los riesgos", comentó el médico.

Los principales hospitales de la Caja disponen de 227 camas en sus Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), de las cuales 147 (casi un 65%) serían utilizadas en un primer momento para la atención de enfermos graves con covid-19.

Esas UCI están ubicadas, principalmente, en los centros médicos del área metropolitana, como el México (con 51 camas de este tipo), el San Juan de Dios (52) y el Calderón Guardia (28).

Las cifras incluyen las camas disponibles en la Unidad de Cuidado Intensivo Quirúrgico, Medicina y Neurocirugía, informó Daniel Quesada Rodríguez, director del Centro de Atención de Emergencias y Desastres de la CCSS.

El presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya Hayes, aclaró que, hasta ahora, la gran mayoría de personas con el nuevo coronavirus en Costa Rica no han requerido de hospitalización.

De las 454 confirmadas hasta este 5 de abril, solo 26 han necesitado soporte hospitalario, y de ellas 14 Cuidado Intensivo.

“Hemos tenido pacientes que han salido de las UCI por covid-19 y que no solo salieron de la UCI sino del hospital. Es decir, se recuperaron totalmente. Nuestros hospitales son los centros de esperanza para el que necesite ese nivel de atención", comentó Macaya en la conferencia de prensa del domingo.

Colaboró la periodista Sofía Chinchilla