Juan Diego Córdoba González. 12 julio
Fanal produce la marca de guaro Cacique en su fábrica destiladora ubicada en Grecia. Fotografía: Jeffrey Zamora.
Fanal produce la marca de guaro Cacique en su fábrica destiladora ubicada en Grecia. Fotografía: Jeffrey Zamora.

El Ministerio de Planificación y Política Económica (Mideplán) asignó $75.000 para el estudio que permita determinar el valor real de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal).

Esa consultoría permitirá tasar el negocio propiedad del Consejo Nacional de Producción (CNP), con el fin de determinar qué es más conveniente, si la concesión o la venta del activo estatal.

Actualmente, el gobierno tiene problemas para ponerle precio al negocio, debido a un desorden financiero que arrastra la Fábrica desde 2002, cuando dejó de pagar algunas obligaciones tributarias. El monto de esas deudas se desconoce.

Rogis Bermúdez, presidente ejecutivo del Consejo, declaró en días recientes a La Nación, que ese estudio es el punto de partida para tomar decisiones sobre el futuro de la empresa.

“Con esto vamos a tener claro qué debemos, a quién le debemos y desde cuándo le debemos, además del valor real de Fanal para tener en papel un escenario más realista de lo que tenemos”, afirmó Bermúdez.

Fanal reportó pérdidas por ¢3.170 millones en 2017 y por ¢3.998 millones en 2018. No obstante, esos estados financieros no contemplaron en sus contabilidades las deudas que se ignoran.

En el primer cuatrimestre de este año la Fábrica facturó un 75% más en comparación con el mismo periodo del año anterior, no obstante eso apenas significa “un respiro”.

“Le da un respiro porque hay más ingresos, pero la responsabilidad sigue estando ahí. El tema de los compromisos sigue estando ahí”, afirmó Bermúdez.

Solo en ese periodo, el negocio registró ventas por ¢13.218 millones, influenciado por la venta de alcohol antiséptico en tiempos de pandemia y por el continuo crecimiento en las ventas de licor.

Fanal es dueña registral de la marca de guaro Cacique, que tiene un importante valor comercial.

También le produce alcohol a precio de costo a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Su fábrica destiladora de alcohol y laboratorios de pruebas están ubicados en Grecia, Alajuela.Emplea a 220 trabajadores.

Según el acuerdo en firme de Mideplán, el estudio debe asignarle el valor actual a Fanal, además del monto proyectado de aquí a cinco años.

Su venta o concesión fue planteada en febrero como una de las medidas urgentes del Ejecutivo para tratar de contrarrestar el creciente déficit fiscal. También se planteó el remate del Banco Internacional de Costa Rica S.A.

Hasta el momento ninguno de los proyectos ha llegado a la Asamblea Legislativa. En el caso de Fanal, la presentación del plan se ha atrasado por ese desorden en las finanzas.

El presidente ejecutivo del CNP adelantó que él se opone a la venta del activo estatal, y que esa opción debe plantearse como último escenario.