Educación

Viceministro del MEP defiende convención colectiva: ‘No se otorga un beneficio económico adicional a los funcionarios’

Steven González aseguró, además, que el acuerdo laboral fue conocido por Hacienda antes de la firma del 16 de octubre, pese a que el ministro de esa cartera, Elian Villegas, dijo que se enteró por redes sociales

El viceministro administrativo del MEP, Steven González, asegura que la nueva convención colectiva entre el Ministerio y los sindicatos del sector no representa un costo económico adicional para la institución.

Lo afirma pese a que en el acuerdo laboral firmado el 16 de octubre se comprometen a dar plaza a 4.000 cocineras, las que actualmente son contratadas por las Juntas de Educación y Administrativas. Al pasar a la planilla del Ministerio de Educación Pública (MEP) estas trabajadoras recibirán pluses que anteriormente no se les pagaban, como anualidad, zonaje y salario escolar.

En esta participan la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), el Sindicato de Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC) y el Sindicato de Trabajadores de Comedores Escolares y Afines (Sitracome).

Al consultarle cómo pueden demostrar que la convención fue negociada a la baja, como ordena una directriz de Hacienda emitida en el 2018, Gónzalez solo insiste en que no se otorgó ningún beneficio adicional.

Para el viceministro, regalar tres días libres en Semana Santa a todos los funcionarios del MEP y tres días por el fallecimiento de los abuelos, no es un beneficio económico.

A pesar de que el ministro de Hacienda, Elian Villegas, afirmó que no conocía que se iba a firmar esta convención, González dijo que esa cartera conoció el proyecto antes de la rúbrica.

Este es un extracto de la entrevista con el funcionario.

—¿Era necesario negociar y firmar una convención en este momento? No le parece que no era el momento fiscal propicio.

—Siendo que en esta convención colectiva no se otorgaron nuevos beneficios económicos que requirieran aumento en el presupuesto del MEP, no se considera que haya sido un momento inoportuno.

“En este caso, el MEP no puede escoger el momento en que negocia y firma una convención colectiva; ese momento está determinado por tres factores: uno de orden jurídico; otro de orden histórico, sea, el fenecimiento de la vigencia de cada convención; y el tercero determinado por las disposiciones de política pública que impiden prorrogar una convención a su vencimiento. Está vigente la Directriz N° H- 0009-H-2018, del 1.° de junio del 2018, que obliga a los jerarcas de las instituciones públicas a denunciar el fenecimiento de las convenciones, para impedir su prórroga automática”.

— ¿Cuándo comenzaron a negociarla? En un comunicado, el MEP dijo que hace ocho meses, pero en junio le respondió a La Nación que la negociación no había comenzado.

— Es correcto que las primeras conversaciones sobre la prórroga o renegociación de la convención colectiva del MEP se iniciaron desde hace 8 meses, como se indicó a La Nación el pasado 16 de octubre. Pero primero se descartó la prórroga automática.

“Fue en los meses de julio y agosto que se empezó a negociar una nueva convención, pero nunca existió un anteproyecto; la discusión base parte del mismo texto vigente de la II Convención Colectiva de Trabajo. El 27 de agosto se tuvo un primer texto borrador y no fue hasta después de dictaminado ese texto, que los sindicatos titulares (ANDE, SEC y Sitracome) invitaron a APSE a participar en la negociación final, realizada del 13 al 15 de octubre último. El texto final, se suscribió el día 16 de octubre 2020”.

—Se ha cuestionado el trabajo de los docentes, la calidad de la educación, las huelgas que han dejado sin clases a los alumnos y la pandemia que ha contribuido a desmejorar la educación, ¿por qué se les regalan tres días en Semana Santa y otros días por la muerte de abuelos?

—Durante el año 2020, los docentes han realizado un gran esfuerzo para mantener el vínculo con sus estudiantes. También en la pandemia se han capacitado para utilizar nuevas herramientas tecnológicas y llevar el aprendizaje a cada uno de sus estudiantes.

“No se puede obviar que la pandemia plantea un reto enorme a la educación. Algunos pocos se han quedado atrás por incapacidad para reconvertirse o por falta de interés; pero estos pocos no pueden manchar el esfuerzo y la dedicación de la gran mayoría del personal.

"Respecto a la Semana Santa, el personal docente no imparte lecciones y lo que se hizo en esta convención fue estandarizar esta situación al resto del personal. El otorgamiento de los días lunes, martes y miércoles de esa Semana como descanso, no incrementa el presupuesto laboral del MEP, porque ni durante la Semana Santa ni durante las vacaciones se sustituye el personal, de modo tal, que el presupuesto en remuneraciones permanece inalterable.

"La licencia por fallecimiento de abuelos se otorgó para humanizar el servicio y permitir a funcionarios realizar el duelo. En ambos casos se trata de un beneficio sin costo económico adicional al que ya se paga en la planilla quincenal”.

—¿Quién lo propuso y cuál fue el razonamiento para otorgar los tres días en Semana Santa y la licencia por la muerte de los abuelos?

—Se trata de una propuesta de la parte sindical que fue aceptada por la parte patronal, siendo que el objetivo mismo de una convención es procurar mejores condiciones a los trabajadores.

— ¿En qué contribuye esta nueva convención a mejorar la calidad de la educación?

—De conformidad el Código de Trabajo, una convención es una ley profesional que tiene como objeto reglamentar las condiciones en que el trabajo deba prestarse. En las mismas deben entenderse incluidas, por lo menos, todas las normas relativas a las garantías sindicales establecidas en los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificados por nuestro país, por lo que la materia de la calidad de la educación y el rendimiento de los alumnos se debe establecer en otros instrumentos legales.

“Pese a lo anterior, el Título IV de esta Convención trata sobre el fortalecimiento del sistema educativo público”.

—¿Es legal que el MEP, por convención, no pueda recuperar las sumas pagadas de más?

—Tal como se indica en el artículo 38 de la convención, la procedencia de lo que se pretende establecer debe ajustarse a la jurisprudencia administrativa y judicial que en torno al Título III de la Ley 9635 y para su implementación debe consultarse con Mideplán (Ministerio de Planificación), ente rector del empleo público. De esta manera, la verificación de legalidad está garantizada. Si los entes competentes determinan que sí son sumas giradas de más, el MEP aplicará los procedimientos correspondientes para su recuperación.

¿Por qué se requería una convención para dar plaza a 4.000 cocineras?

—En la convención quedó plasmada la voluntad de las partes (MEP y sindicatos) de realizar esta contratación. Sin embargo, para su implementación se requieren las autorizaciones legales establecidas en las demás normas aplicables, como la Ley de Presupuesto 2021 donde se requiere la autorización para crear esas plazas y el presupuesto necesario para ello.

—¿Cómo prueba el MEP que la actual convención fue negociada a la baja?

—En todo el articulado de la convención no se encuentra ninguna disposición que otorgue un beneficio económico adicional a los funcionarios.

—¿Hubo alguna conversación o asesoría de Hacienda para los términos de esta convención?

—De conformidad con lo establecido en el decreto “Reglamento para el Funcionamiento de la Comisión de Políticas para la Negociación de Convenciones Colectivas en el Sector Público” la misma está integrada por:

a) El ministro de Trabajo y Seguridad Social o el viceministro del ramo, quien la presidirá.

b) El ministro de Hacienda, el Viceministro o su representante.

c) El ministro de la Presidencia, el viceministro o su representante.

d) El director general del Servicio Civil, el subdirector general del Servicio Civil o su representante.

e) Un representante de nivel jerárquico de la entidad que va a negociar la convención colectiva.

El proyecto de convención fue conocido de previo a su firma por los miembros de la Comisión.

Daniela Cerdas E.

Daniela Cerdas E.

Bachiller en periodismo, estudiante de Derecho. Cobertura de la temática educativa del país desde 2015. Redactora del año La Nación, 2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.