Juan Fernando Lara Salas. 22 septiembre
Josiney Mena, cursa el undécimo año en el Colegio Técnico Profesional de Limón. A falta de recursos, copia a mano las prácticas de un documento PDF a hojas blancas para pasárselas a la profesora. En la foto adjunta, se ven sus carpetas por materia. Como ella, hay al menos 500.000 estudiantes sin acceso digital decente estudiar a distancia. Fotografía: cortesía de Josiney Mena.
Josiney Mena, cursa el undécimo año en el Colegio Técnico Profesional de Limón. A falta de recursos, copia a mano las prácticas de un documento PDF a hojas blancas para pasárselas a la profesora. En la foto adjunta, se ven sus carpetas por materia. Como ella, hay al menos 500.000 estudiantes sin acceso digital decente estudiar a distancia. Fotografía: cortesía de Josiney Mena.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) anunció avanzada la tarde de este martes un plan para conectar a Internet y entregar equipos de cómputo a 215.000 estudiantes pobres. Sin embargo, no aclaró cuándo cumpliría la promesa.

El anuncio lo hizo la entidad en un comunicado, según el cual se compromete a subsidiar una conexión de Internet por tres años para 100.684 hogares con estudiantes previamente identificados por el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Además, mediante un concurso público, compraría 86.812 equipos de cómputo entre computadoras portátiles y tabletas, para entregarlas al Ministerio de Educación Pública (MEP) para que luego este las facilite a la población estudiantil que carecen de los equipos.

Sin embargo, la Sutel no indica cuándo podría concretarse cualquiera de las líneas de acción.

La Nación consultó directamente a prensa de Sutel sobre fechas previstas para agilizar estos recursos a los estudiantes o el cronograma previsto para las correspondientes contrataciones. Sin embargo, no hubo respuesta.

Federico Chacón, presidente del Consejo de Sutel, sí indicó en el comunicado de prensa que el proyecto costará $94 millones los cuales serán financiados con recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) lo cual permitiría "enfrentar las dificultades para estudiar, producto de la pandemia de la covid-19”.

Sutel presupuestó $49 millones para pagar durante tres años el servicio de Internet a las familias que opten por este beneficio y $45 millones para la compra de computadoras y tabletas que se entregarán al MEP.

Las familias de los estudiantes que requieran una conexión a Internet deberán contar de previo con un estudio socioeconómico del IMAS y gestionar la conexión a través de los operadores de telecomunicaciones.

No obstante, el comunicado tampoco precisa a partir de cuándo o cuál es el procedimiento que deberían seguir las familias para optar por el beneficio.

Una información de este diario, publicada el 14 de junio anterior, reveló de poco más de un millón de estudiantes del país, poco más de 500.000 no tenían acceso a Internet ni a equipo electrónico, por lo que mantienen su vinculación con el aprendizaje a base de fotocopias, recargas para poder llamar a sus profesores o material enviado por WhatsApp.

Hay quienes piden Internet prestado o están los que solo pueden tener el material cada vez que reparten los alimentos en las escuelas o colegios, algunos sin posibilidad de evacuar dudas.

Para el 27 de agosto, cuando la ministra de Educación, Guiselle Cruz, anunció que el curso lectivo continuaría a distancia, informó de que, para ese momento, onavía tenían 372.000 estudiantes sin conectividad.

En aquel momento, adelantó que trabajan con la Sutel, el IMAs y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) para tratar de darles solución.

El curso lectivo de este año se extenderá al 23 de diciembre. Para el próximo año, adelantó la jerarca, es posible que el próximo año la educación no será totalmente presencial.