Juan Diego Córdoba González. 14 marzo
Comedores de escuelas sin agua permanecerán cerrados. Únicamente operarán aquellos centros que sean sometidos a desinfección total. Archivo
Comedores de escuelas sin agua permanecerán cerrados. Únicamente operarán aquellos centros que sean sometidos a desinfección total. Archivo

El funcionamiento del servicio de alimentación a estudiantes en escuelas y colegios públicos cerrados, por la emergencia de covid-19, dependerá de la desinfección y de la disponibilidad de agua de esos centros educativos.

De acuerdo con un protocolo aprobado por el Ministerio de Educación Pública (MEP), aquellas instituciones con clases suspendidas por riesgo de contagio, podrán rehabilitar sus comedores al terminar su proceso de limpieza y desinfección total.

Esas labores comenzarán el lunes 16 de marzo y se extenderán por al menos dos días. Si así se cumple, los comedores escolares de esos centros retomarían sus servicios, bajo ciertas condiciones, el miércoles de la próxima semana.

“Una vez desinfectado el centro educativo, se procederá a habilitar el servicio de comedor estudiantil a un máximo del 50% de su capacidad y en horarios escalonados, a fin de seguir atendiendo a toda la población”, detalló el MEP.

Lo opuesto ocurrirá en las instituciones cerradas que no tengan suministro de agua, pues los comedores escolares también deberán permanecer sin funcionar hasta que no se asegure el acceso a ese recurso.

La oficina de prensa del MEP indicó que se coordina con el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), con el fin de que suministre agua a esos centros educativos mediante camiones cisterna para que, al menos, puedan abrir sus comedores.

“El problema en la mayoría de esos centros educativos es que el agua es insuficiente para funcionar en su totalidad porque los tanques no son muy grandes”, explicaron en el MEP.

Como medida preventiva solicitada por el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación Pública suspendió a partir de este lunes, las clases en 317 escuelas y colegios por 14 días naturales.

Los establecimientos cerrados representan el 7% de los centros educativos públicos del país. Ahí estudian unos 150.000 estudiantes de las direcciones regionales de Alajuela, Cartago, Desamparados, Guápiles, Heredia, Liberia, Occidente, Pérez Zeledón, Puntarenas, Puriscal, San Carlos, Turrialba y los sectores centro, norte y oeste de San José.

“En una situación de emergencia nos corresponde, como jerarcas, hacer valoraciones momento a momento”, afirmó la ministra de Educación, Guiselle Cruz.

La lista de todos los centros educativos cerrados está disponible en www.mep.go.cr/coronavirus.

De acuerdo con el Ministerio de Educación Pública (MEP), la mayoría de instituciones fueron cerradas por falta de agua, un total de 201 de 317. S

Mientras que se suspendieron las lecciones en otras 116 instituciones por los riesgos de contagio del nuevo coronavirus. Ocho de esos centros educativos tenían orden sanitaria por la presencia de maestros, estudiantes o personal con el virus.

Algunos lineamientos para los comedores escolares que rehabiliten sus servicios son:

  • El horario de atención será de 10 a.m. a 1 p.m.
  • Se deberá garantizar el ingreso de estudiantes al comedor de forma escalonada, para evitar que se sobrepase el 50% de la capacidad.
  • Los estudiantes deberán retirarse cuando terminen de comer.
  • Se prohibirá el uso de celulares a estudiantes al momento de comer.
  • Proveer jabón líquido, toallas y alcohol en gel.
  • Garantizar la aplicación de la técnica correcta de lavado de manos y el protocolo de estornudo y tos.
Red de cuido

La mesa interinstitucional para atender la emergencia del covid-19 también analizará posibles medidas para las guarderías que integran la Red de Cuido.

Esas organizaciones temen que, ante el anuncio de suspensión de lecciones en 317 escuelas y colegios, las guarderías se colmen de niños y el riesgo se traslade a esos centros de cuido y crianza.

“Debe quedar claro que estamos anuentes a recibir a los niños en todo momento, pero es contradictorio cerrar centros educativos y dejar guarderías abiertas 12 horas diarias llenas de menores y personal con un gran temor de que sea contraproducente”, afirmó Raquel Romero, administradora de una de esas guarderías.

Sobre este tema, el ministro de Salud, Daniel Salas declaró que afinan lineamientos para esos centros.

“Hay grupos de trabajo en donde abordamos estos temas, ya tenemos el grupo de centros infantiles, donde está el Cen-Cinái, escuelas, Red de Cuido y justamente se están ordenando los lineamientos que se van a estar fortaleciendo el lunes y el martes, eso también se está contemplado, porque sabemos que en esto hay desbalances que pueden surgir”, afirmó Salas.