Daniela Cerdas E.. 2 agosto
Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional.
Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional.

Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional (UNA), acudió a la Sala IV para denunciar un artículo de la convención colectiva que lo amarra ante la necesidad de renegociar el acuerdo laboral.

Se trata del artículo 185 que establece que las partes se comprometen a no denunciar de forma unilateral esta convención, la cual tiene una vigencia de tres años.

En otras palabras, para renegociar los artículos abusivos del acuerdo laboral, las partes primero deben ponerse de acuerdo para denunciarla juntos ante el Ministerio de Trabajo. Si una de las partes no lo hace, simplemente el acuerdo se prorrogará con las mismas condiciones por tres años.

La Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional (FEUNA), en un pliego de demandas que hizo a la Administración para fortalecer la educación pública, denunció la inconstitucionalidad de ese artículo.

La acción de inconstitucionalidad presentada por Salom fue acogida para estudio por la Sala la semana anterior.

“Es un artículo que siempre me pareció una barbaridad. Fue negociado para impedir una denuncia particular de la convención; tienen que ser ambas partes que denuncien lo cual desde luego me parece a mí completamente inconstitucional porque le quita el derecho a cualquier parte de poder denunciar la convención colectiva, al sindicato también. Está hecho para impedir una denuncia por parte de la Administración, siento yo, y yo siento que la Administración puede quedar amarrada de pies y manos”, expresó Salom.

En el 2017 venció la convención colectiva pero, en ese entonces, las partes no la pudieron renegociar, según Salom, porque el Ministerio de Trabajo “los indujo a error” con la fecha en que vencía el acuerdo laboral. Les había dicho que caducaba en setiembre del 2017, pero, en marzo de ese año, les dijo que en realidad vencía en abril. Entonces no se pudo renegociar y se prorrogó tal y como estaba.

La actual convención vence hasta agosto del 2020; sin embargo, desde ya, se está haciendo ese trámite necesario para que no existan problemas si la Administración quiere denunciar el acuerdo laboral.

Exceso de vacaciones

Según Salom, uno de los artículos que considera se deben renegociar es el número 12 sobre las vacaciones.

Allí se establece que la Universidad concederá 22 días de descanso a los funcionarios que tengan entre 1 a 5 años de laborar; 26 días a los que tengan entre 6 y 10 años; 30 días a los que tengan una antigüedad de entre 11 a 20 años y 34 días hábiles a los que tengan más de 21 años.

“Yo veo como las vacaciones se me acumulan y se me acumulan. Lo que hago es que cojo vacaciones pero vengo a trabajar, no puedo firmar nada ni tener reuniones, pero vengo a trabajar. No hay forma de saldarlas. Ese, por ejemplo, es un artículo con el cual yo no estoy de acuerdo”, explicó Salom. Además, añadió que no se han sentado a hacer un balance general de los artículos de la convención que deben ser revisados.

Explicó que no han podido cuantificar el costo de la convención para la universidad porque hay rubros que son variables.

La FEUNA solicitó a la Administración revisar el 4% de anualidad que se le paga a los empleados sin tope de crecimiento ni ligada a una evaluación del desempeño (en el Gobierno Central, la anualidad ronda entre el 1,94% y el 2,54%), y el hecho de que la convención no pueda ser denunciada por una sola de las partes.

Actualmente, el 85% del presupuesto de la UNA se usa para pagar salarios.