Educación

MEP descarta suspensión de curso lectivo por covid-19: ordenará cerrar solo escuelas con factores de riesgo

La medida se aplicará si un estudiante, docente o funcionario da positivo en la prueba del nuevo coronavirus. Otra consideración es el desabastecimiento de agua en el centro educativo

El cierre total de centros educativos del país está descartado por el momento, solo suspenderá clases en las escuelas y colegios donde se detecten factores de riesgo.

Esta fue la decisión que el Ministerio de Educación Pública, en conjunto con el Ministerio de Salud y el presidente Carlos Alvarado, dio a conocer la tarde de este jueves.

De esta forma, fue rechazada la petición de 24 diputados quienes el miércoles aprobaron una moción para solicitar la paralización de lecciones por al menos 15 días, fundamentados en la premisa falsa de que los estudiantes “constituyen en una población altamente vulnerable”.

El presidente Carlos Alvarado se adelantó a responder por qué no se ordena un cierre de centros educativos. Recordó que hay casos confirmados en cuatro provincias (Heredia, San Jośe, Alajuela y Guanacaste) y considera que “un cierre absoluto tendría una gran afectación social en otras provincias donde no se han identificado factores de riesgo”.

“La recomendación de los mejores expertos del país en varios campos es la que sustenta estas decisiones”, dijo Alvarado.

El principal factor de riesgo para emitir una orden sanitaria de cierre de un centro educativo es que un estudiante, docente o funcionario dé positivo en la prueba del nuevo coronavirus. Se cerrará ese centro educativo donde acuden.

Sin embargo, si el funcionario tiene un hijo en otra institución también se cerrará esta última, dado que este alumno se convierte en un caso sospechoso.

Otro de los factores de riesgo es que el centro educativo tenga problemas de abastecimiento de agua, razón por la cual no podría acatar el protocolo de lavado de manos.

La ministra de Educación, Guiselle Cruz, informó este mediodía en conferencia de prensa, que están trabajando en ver cuáles centros se van a cerrar bajo estos criterios; la lista estaría este viernes.

“Tenemos que valorar el servicio del comedor, se hará la limpieza profunda para valorar la apertura del comedor. En una población de 1,.2 millones de alumnos, 800.000 usan los comedores. (Cerrarlos provocaría) un impacto social, económico y social de nuestras familias. Estamos terminando una guía con indicaciones para ayudarle a los papas y mamás, para ayudarlos en el tema educativo, está bastante avanzado, espero que para mañana se divulgue”, dijo Guiselle Cruz.

Actualmente, hay 16 centros educativos cerrados; de esos solo ocho tienen orden sanitaria: seis públicos y dos privados.

Los centros públicos cerrados son: Reverendo Francisco Schmitz; CTP Máximo Quesada, Liceo Monseñor Rubén Odio, Liceo Nocturno de Desamparados, y Escuela República de Panamá todos en ese cantón; también la Escuela San Felipe de Alajuelita. Los privados con orden sanitaria son el Blue Valley y Saint Francis.

Por prevención, cerraron el Colegio Claretiano (Heredia) , Berkeley Academy (Santa Ana), Lincoln School (San Miguel de Santo Domingo), Golden Valley (San Isidro de Heredia), Saint Paul (San Rafael de Alajuela) y tres centros más de Desamparados, Nuestra Señora de Desamparados, IBCE Kids Academy y Centro Infantil La Casita Feliz.

La Junta Directiva de la Asociación de Centros Educativos Privados (ACEP) recomendó a sus afiliados realizar un cierre preventivo de las escuelas y colegios de paga, de forma preventiva, para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Lo anterior con el fin de que las instalaciones sean desinfectadas. Solicitaron que se activen los protocolos de clases en línea y que los alumnos con síntomas de resfrío no vayan a clases.

“Este cierre preventivo de centros educativos, esta medida se hacer para maximizar esa disminución del riesgo que puede existir, pero no provocar una disrupción social mayor. Reiteramos que el virus no afecta de manera importante a la población menor, el tema es no permitir que se establezcan cadenas de transmisión. Una vez que se establezca un caso, haremos un análisis entre posibles vínculos de centros educativos para evitar la transmisión de forma unificada”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salas.

Alexánder Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, confirmó que el país continúa bajo alerta amarilla, que implica preparación y mitigación.

Uno de los trabajos clave ha sido la identificación de problemas de abastecimiento y almacenamiento de agua en centros educativos, para asegurar la disponibilidad de tanques.

“Estamos movilizando a las bodegas regionales para poder comenzar a instalarlos en algunas escuelas, también implica la activación de créditos locales para los materiales. Estamos pidiendo a las Juntas (de Educación) y a la empresa privada que colaboren con la mano de obra para la instalación de esos tanques”, dijo.

También, añadió Solís, procuran contratar camiones cisterna y solicitan ayuda a las municipalidades para disponer de vehículos para posibilitar la colocación de tanques y reabastecer escuelas para que pueden aplicar las medidas de higiene.

“Hemos promovido una contratación por emergencia para la limpieza profunda de los centros”, añadió el ministro de Salud, Daniel Salas.

El número de enfermos en el país con covid-19, enfermedad producida por el nuevo coronavirus, se elevó a 23 este jueves, con la confirmación de otro trabajador del Hospital San Rafael de Alajuela afectado, informó el Ministerio de Salud. Además han sido descartados 206 casos.

Las autoridades aclararon que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia en menores de 18 años es muy baja, pues este grupo etáreo representa solo el 2,4% de los casos confirmados.

En China, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC) también comprobó, cuando se cumplió más de un mes de brote del nuevo coronavirus, que el 0,9% correspondía a niños entre 0 y 9 años, mientras que el 1,2% a personas entre 10 y 19 años.

DE los 23 casos confirmados en el país, solo dos son menores de edad y, actualmente, no presentan síntomas.