Educación

MEP anuncia fondos para crear registro de estudiantes por cédula y evitar matrículas infladas

Donación de Unión Europea permitirá desarrollar plataforma tecnológica que mejoraría controles

El número de cédula sería la forma que utilizaría el Ministerio de Educación Pública (MEP) para dar seguimiento a cada uno de sus estudiantes y ejercer mayor control de la matrícula en los centros educativos.

Para lograrlo, requiere de una plataforma tecnológica que unificará datos de la población estudiantil y automatizará el proceso de matrícula en línea, cuya primera fase se podrá desarrollar con fondos donados por la Unión Europea (UE), según se anunció este jueves.

El MEP ya había diseñado el Sistema de Administración Básica de la Educación y sus Recursos (SABER) como una solución tecnológica para automatizar los principales procesos administrativos de la institución, pero con los recursos donados se implementará la misma como parte del proyecto de cooperación PROEDUCA.

La donación asciende a 200.000 euros (unos ¢115 millones) y se hizo mediante un contrato entre la UE y la empresa adjudicada EDUTECH, la cual echaría a andar este programa. Este proveerá una correcta trazabilidad del expediente del estudiante con el uso de su cédula de identidad como referencia base.

El sistema también será capaz de emitir alertas tempranas para que los centros educativos, supervisiones escolares y direcciones regionales tengan datos frescos para tomar decisiones tendientes a prevenir la exclusión escolar.

Este sistema de alerta temprana, además incluirá módulos que permiten, en forma automatizada, la prematrícula, matrícula, traslados y expediente estudiantil.

La herramienta eventualmente facilitará la toma de decisiones, la asignación de recursos de forma oportuna y el fortalecimiento de las comunicaciones. La realización de trámites, además, será más eficiente, informó el MEP en un comunicado.

La plataforma mitigaría un problema admitido por el Ministerio: que algunos directores de escuelas o colegios inflan la matrícula de estudiantes para conseguir un salario mayor.

Esta anomalía ocurre desde hace al menos siete años sin que el MEP implementara estrategias para impedirlo, según se lo reprocha la propia Auditoría Interna en un informe de agosto anterior.

Según el documento, persiste la falta de control sobre los procesos de matrícula que la institución deja exclusivamente en manos de los directores quienes, cuanto más estudiantes a cargo reporten, mayor remuneración tendrán.

De la clasificación del centro educativo, en razón de la matrícula, se le asignan recursos humanos –tanto docente como administrativo– pluses salariales, ampliaciones de jornadas y recargos.

También se asignan recursos económicos transferidos a las Juntas de Educación y Administrativas, subvenciones para comedor y transporte y aportes de leyes, entre otros.

La alteración de matrícula con estudiantes inexistentes también alteran las cifras de deserción y otras estadísticas del sistema educativo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.