Yeryis Salas. 11 febrero

El Gobierno invertirá $30 millones en el 2019 para llevar clases de inglés a varias regiones del país.

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), así como los ministerios de Educación (MEP) y Trabajo son los órganos que forman la Alianza para el Bilingüismo (ABi), iniciada hace seis meses y que ya matriculó a 5.382 personas.

Para este año, el plan del Ministerio de Trabajo es buscar 3.500 participantes durante febrero y marzo para sus cursos en Pococí, Siquirres, Guácimo, Limón y algunas zonas de San José, con una inversión de ¢8.000 millones.

Estas clases serán impartidas por profesores nativos de Inglaterra y Estados Unidos.

La iniciativa empezó el año anterior con grupos en Puntarenas, Isla Chira, Ciudad Quesada, San Isidro del General, La Cruz, Carrillo y Nicoya.

El MEP, por su parte, aplicará 4.000 pruebas de diagnóstico de inglés (para definir una línea base) para estudiantes de décimo y undécimo año, además de otros 45.000 exámenes para alumnos de colegios académicos y técnicos.

Los beneficios llegarán también para los 5.000 estudiantes de preescolar que recibirán clases de inglés.

Asimismo, la Alianza pretende cubrir a 10.000 alumnos del INA, entidad que ya abrió 668 nuevos servicios de enseñanza del inglés.

Al completarlos, las personas recibirán una documento oficial de que superaron la Prueba de Inglés para Comunicación Internacional (TOEIC, por sus siglas en inglés), que certifica los conocimientos del inglés en el entorno profesional a nivel mundial.

A la fecha, el TOEIC ya lo realizaron 1.373 estudiantes.

La meta del Gobierno es alcanzar a 35.000 beneficiados con este programa en los próximos tres años.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, comentó en la presentación de los resultados del año anterior que "aprender un segundo idioma significa tener más oportunidades de trabajo y una mejor calidad de vida. Por eso es que el Gobierno tiene un compromiso con el bilingüismo que se materializa en todas estas acciones que se presentan hoy, y a las que le daremos seguimiento en los próximos tres años”.

En la iniciativa también participan la Fundación Aliarse, la Coalición Costarricense de Iniciativas para el Desarrollo (CINDE), y el Consejo de Promoción de la Competitividad (CPC).