Juan Fernando Lara. 1 agosto
Katia Grosser, exdirectora de vida estudiantil del MEP. / Foto Archivo.
Katia Grosser, exdirectora de vida estudiantil del MEP. / Foto Archivo.

Katia Grosser Guillén renunció al cargo de directora de Vida Estudiantil del Ministerio de Educación Pública (MEP) indispuesta con el Gobierno por aceptar negociaciones con estudiantes que no tienen representación para hacerlo.

La funcionaria se refirió al autodenominado Movimiento Estudiantil de Secundaria (Medse) que tiene un espacio en una mesa de diálogo con el Poder Ejecutivo llamado Encuentro Social Multisectorial. En este también participa el sindicalista Albino Vargas.

Para Grosser, precisamente, Medse es un grupo “manipulado” por Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), sin ninguna representación válida para discutir asuntos ligados a la educación pública.

El 19 de julio, incluso, las autoridades del MEP aclararon que el presidente del Movimiento, Kennett Sánchez, no era reconocido para el diálogo, pues aunque es miembro del gobierno estudiantil del Colegio Técnico Profesional de Pital, San Carlos, no representaba ni a los estudiantes de ese colegio ni a los del resto del país.

Sánchez y otros jóvenes fueron denunciados por el MEP ante la Fiscalía para que se determine si habrían incurrido en un delito el impedir el ingreso de más de 1.000 estudiantes al centro educativo.

Para Grosser, “Casa Presidencial otorgó un reconocimiento a Medse que no tienen, ni han sido elegidos, ni tampoco representan la opinión del los estudiantes de secundaria como evidentemente sabe todo el país”.

“Los hicieron parte de una mesa de conversación, creo que la opinión publica reconoce que hay mucha desinformación y que este grupo estudiantil ha demostrado que es sostenido por un movimiento sindical liderado por Albino Vargas que, de forma muy irresponsable, manipula a estos estudiantes”, comentó Grosser en conversación telefónica con La Nación,

Este jueves, el Gobierno tenía previsto celebrar una cita entre el Encuentro Social Multisectorial (ESM), dentro del cual está Medse, con el mandatario Carlos Alvarado, pero este fue cancelado.

La exdirectora de Vida Estudiantil explicó también que su renuncia también se deriva de la molestia con el Gobierno por la forma y razones que este expuso para destituir al exministro de Educación, Édgar Mora a inicios de julio.

“Insisto en que no hubo ninguna razón de peso para esa salida, tampoco existió gestión inadecuada o incorrecta alguna por parte de él en detrimento de la educación tica. Fue todo lo contrario, él más bien puso a los estudiantes en el centro del MEP y sus proyectos eran en beneficio de ellos”, recalcó Grosser.

Mora dejó el cargo luego de una semana de manifestaciones de estudiantes, grupos sindicales y transportistas que exigían su salida, basados en información falsa o imprecisa sobre compra de drones para colegios técnicos, realización de las pruebas FARO o los llamados baños individuales o neutros.

Ministra responde

Frente a los reproches planteados, la ministra de Comunicación, Nancy Marín, aseguró que ninguna de los foros de trabajo en la mesa de diálogo se relacionan con educación, pues esas negociaciones las dirige el MEP.

Ante la consulta sobre la presencia de Medse en el Encuentro Social Multisectorial para negociar 18 puntos sobre temas vinculados al agro, sector pesquero y de transportistas, Marín respondió que la “sociedad civil se organiza como quiere”.

Insistió en que, la reunión de ese grupo con el presidente solo se realizará cuando se atiendan las dos aclaraciones solicitadas el miércoles por el Gobierno. Una por la difusión de una noticia falsa por parte del líder sindical Albino Vargas en relación un aumento en el impuesto al valor agregado; la segunda, las manifestaciones de un estudiante sobre un supuesto pago que recibe de Vargas por hacer bloqueos.

“Se abre un impás para hablar puntualmente de estos dos temas”, dijo la ministra. Según ella, en aras de la transparencia.

Marín también recordó que Katia Grosser ya había anunciado su salida del MEP para volver a la Universidad de Costa Rica ( UCR), donde tiene plaza. Al parecer, la salida solo se adelantó.

En torno a la molestia por la separación de Édgar Mora, la ministra de Comunicación dijo que muchas otras personas y sectores comparten ese sentimiento. El Gobierno, añadió, “es respetuoso”.