Juan Fernando Lara, Yuliana Escobar. 15 abril
Vista este lunes del incendio en desarrollo en la Catedral de Notre Dame en la capital de Francia / AFP.
Vista este lunes del incendio en desarrollo en la Catedral de Notre Dame en la capital de Francia / AFP.

El costarricense Manuel Guzmán Ramírez narró este mediodía desde París el ambiente cercano a él en momentos cuando está ardiendo la catedral de Notre Dame, sede de la archidiócesis de París. El tico estuvo apenas hace unas horas en el templo.

El joven de 35 años está de visita por primera vez en la capital de Francia debido a que este domingo corrió la maratón de París.

“Mirá, yo estaba aquí al pie de la torre Eiffel cuando empezaron las sirenas, me encontraba haciendo fila para subir a los puntos de observación. En eso empezaron a salir noticias del incendio y fue cuando las autoridades cerraron el acceso aquí en esta torre”, narró Guzmán Ramírez vía telefónica.

Manuel Guzmán se tomó esta fotografía horas antes del voraz incendio que destruyó Notre Dame. Foto: Manuel Guzmán para LN
Manuel Guzmán se tomó esta fotografía horas antes del voraz incendio que destruyó Notre Dame. Foto: Manuel Guzmán para LN

El joven vecino de Hatillo contó que él mismo permaneció unas dos horas en el templo cuando lo visitó, a eso de las 6 a. m. hora de Costa Rica.

“Yo estuve en Notre Dame ahora como a las 2 p. m. y estaba llenísimo. Intenté subir a la parte superior donde están las gárgolas pero qué va, demasiada gente”, explicó el turista costarricense a eso de las 8 p. m. locales (12 mediodía en Costa Rica).

Guzmán Ramírez incluso explicó que, como la catedral es uno de los puntos de visita más importantes de París, las autoridades han creado una aplicación móvil para gestionar las reservaciones de los visitantes que ingresan al templo.

El tico explicó que intentó gestionar subir a ese punto elevado de la catedral pero la propia aplicación le daba opción hasta el martes.

“Yo anduve como unas dos horas esta tarde y estaba repleto, muchísima gente”, afirmó el costarricense quien viaja solo y decidió quedarse un poco más luego de la maratón para hacer turismo. Este miércoles, explicó, prevé volar a Madrid para seguir su viaje de descanso.

El joven afirmó que en la zona de París donde se halla, en general, el ambiente parece transcurrir son normalidad.

(Video) Incendio consume catedral de Notre-Dame en París, Francia

“Sí se escuchaban muchas sirenas alrededor pero el ambiente estaba tranquilo. Al menos donde yo me encontraba, en la zona de la torre Eiffel, todo mundo está atento a lo avisos pero parece ser el mismo ambiente con gente tomándose fotos y descansando en césped de los jardines”, aclaró.

Desde Torre Eiffel

Hicimos contacto con el tico Juan Pablo Mora, quien está con su familia en Francia desde el viernes pasado. Habló con La Nación en vivo desde la Torre Eiffel, y nos mostró el ambiente en la ciudad parisina y nos narró cómo se enteró del incendio de la catedral. Esta fue nuestra conversación.

Tico en París: La histórica catedral Notre Dame está siendo consumida por un voraz incendio. El tico Juan Pablo Mora, quien está en la Torre Eiffel, nos cuenta lo que está pasando.

Posted by nacion.com on Monday, April 15, 2019
Fuerte noticia

Adriana Ávila, costarricense que vive hace cinco años en el barrio XV de París, salió del trabajo cuando notó un cielo grisáceo repleto de humo.

“Una amiga me envió un video del incendio y no podía creer que era por eso que el cielo se veía así” relató Ávila a La Nación.

(Video) Tica en París grabó el incendio en Notre-Dame

En el metro donde viajaba la tica anunciaron por parlantes ''que la Catedral de Notre Dame se estaba quemando''. Según lo que cuenta Ávila, las reacciones eran de sorpresa y tristeza para muchos de los usuarios del metro.

“A mi en lo personal me conmociona demasiado por todas las veces que he ido debido al tiempo que tengo viviendo aquí en París”. Adriana se encargaba de llevar a sus amigos y familiares de recorrido a la Catedral cuando la visitaban.

“Lo que he escuchado de las noticias es que según expertos ya es muy difícil salvar la Catedral”, con nostalgia comenta.

La principal recomendación de las autoridades es alejarse de las cercanías de Notre Dame por los residuos que están cayendo.

Además, utilizar aviones cisterna para apagar las llamas que consumen la catedral de Notre Dame no es una opción ya que podría destruir todo el monumento, indicó el lunes la dirección francesa de seguridad civil.

“#NotreDame Lanzar agua por avión en este tipo de edificio podría provocar el colapso de toda la estructura”, tuiteó la dirección de seguridad civil de París, mientras que las llamas devoraban la emblemática estructura, cuya aguja se derrumbó.

“No estamos seguros de poder frenar la propagación en la torre norte. Si esta se derrumba los dejo imaginar la magnitud de los daños”, declaró el secretario de Estado del Interior Laurent Nuñez, acompañado del general Jean-Claude Gallet, comandante de la Brigada de Bomberos de París.

Tragedia nacional

María Ribeil vive hace cuatro años en París con su esposo francés. Después de salir de su trabajo y dirigirse a su casa, como acostumbra en una tranquila tarde de lunes, recibió una llamada de su esposo, veinte minutos antes de las siete.

“¿Donde estás? Tengo una mala noticia, Notre Dame se esta incenciando”, escuchó del otro lado del teléfono."Yo le preguntaba que cuál Notre Dame, estaba en shock, para mi era imposible de creer".

“Desesperado me decía que veía todo tan trágico, que no creía que lo pudieran apagar y para consolarlo yo le decía que sí”, relató Ribeil.

Según le describía su esposo, Arnaud Ribeil, desde la terraza de su lugar de trabajo, pudo observar las primeras columnas de humo. “Aún las autoridades no habían dado el parte oficial de lo que estaba pasando”, cuenta la costarricense.

“Él me decía que no iba a tomar fotos ni videos, porque estaban viviendo una tragedia nacional”. Ribeil cuenta que su esposo permaneció por lo menos 45 minutos en su trabajo con sus compañeros observando llenos de tristeza como las llamas consumían la catedral.

“Esto no es algo que toca solo a los católicos, sino a toda la historia francesa”.

Al ser las 11 p.m. en París, María Ribeil conversó con La Nación, aún en espera de lo que pase con la histórica estructura.

Gabriela Traña junto a su entrenador, Juan Carlos Vega, frente a la Catredral esta mañana antes del incendio. Foto: Gabriela Traña para LN.
Gabriela Traña junto a su entrenador, Juan Carlos Vega, frente a la Catredral esta mañana antes del incendio. Foto: Gabriela Traña para LN.
Traña cerca de la tragedia

La coincidencia de que este domingo se corriera la maratón de París hizo que más costarricenses estuvieran este lunes en la capital francesa.

Entre ellos, la atleta Gabriela Traña, quien visitó el templo durante la mañana, en compañía de su entrenador Juan Carlos Vega.

La corredora explicó que ya antes había conocido la catedral, luego de varias visitas a París para correr la maratón de esa capital.

Este día, explicó vía telefónica, Traña y Vega acudieron juntos al templo donde toparon “una fila enorme”. Dijo que llegaron a eso de las 10 a. m. y se quedaron hora y media entre recorrer la iglesia y tomar fotos.

“Cuando estábamos por la estación del metro por la calle Roosevelt (al final del paseo de los Campos Elíseos) empezamos a sospechar que algo pasó porque había mucha sirena de bomberos y las vías esteban saturadas. Vimos muchos carros que empezaron a cambiar de vías y gran movimiento de ambulancias y policías”, narró.

Al llegar al hotel, explicó, volvió a conectar el teléfono celular el cual se había quedado sin carga y acceso a Internet y entonces notó que empezaron a llegar decenas de mensajes preguntando si estaba bien. Fue entonces cuando encendió el televisor.

“Fue una enorme sorpresa. Acabábamos de estar ahí en la mañana. Esto es terrible, se quemó todo y se dice que es inestimable el costo, yo estaba muy abrumada y preocupada porque si causa un susto, más fuera del país", agregó.

“Es muy triste y, aunque estoy como a 10 kilómetros del sitio, da mucho miedo y tristeza por su significado para los franceses como símbolo, como emblema de los católicos y un pequeño dolor, una sensación fea porque uno jamás imagina un escenario como este”, explicó la costarricense.

(Video) Corredora tica Gabriela Traña visitó Notre Dame horas antes del siniestro