Terrorismo

Dos tiroteos en Estados Unidos dejan seis fallecidos en menos de 24 horas

Atacantes dispararon contra transeúntes en plena vía pública, en Filadelfia, la noche del sábado. La madrugada del domingo, se abrió fuego en una discoteca en Tennessee

Filadelfia. Dos tiroteos en Estados Unidos dejaron seis muertos y varios heridos. El primero se produjo cuando hombres armados abrieron fuego en una abarrotada calle de Filadelfia, la noche del sábado, informó la Policía. El segundo se registró apenas dos horas después, el domingo, en una ciudad del estado de Tennessee. Al menos tres personas murieron y más de una docena resultaron heridas.

Desde el tiroteo en una escuela de Uvalde, Texas, el 24 de mayo, que dejó 21 muertos, se han producido más de dos docenas de ataques con múltiples víctimas en el país norteamericano, según el centro Gun Violence Archive.

Sobre el ataque en Filadelfia, el inspector de Policía, D. F. Pace, dijo que 14 personas recibieron disparos y fueron trasladadas a hospitales. Otras tres víctimas, dos hombres y una mujer, “fueron declarados muertos tras llegar a los hospitales con múltiples heridas de bala”, precisó el oficial.

Pace dijo que agentes presentes en el lugar “observaron a varios tiradores activos abriendo fuego contra la gente” en la animada zona de South Street de Filadelfia. Destacó que “numerosos” agentes se encontraban ya ahí cuando se escucharon los primeros disparos. Pace sostuvo que esa vigilancia es común para esa zona en las noches de fin de semana de verano.

Un agente disparó contra uno de los tiradores, que soltó su arma y huyó, aunque no está claro si fue alcanzado, añadió Pace. Según medios locales, no hay detenidos.

Pace indicó que se encontraron en el lugar dos armas semiautomáticas y un cargador de alta capacidad. La Policía revisará las imágenes de las cámaras de vigilancia de las tiendas de la zona que estaban cerradas el sábado por la noche.

Un testigo, Joe Smith, de 23 años, declaró al periódico The Philadelphia Inquirer que desde que escuchó los primeros disparos, le invadieron los recuerdos de los recientes tiroteos en Estados Unidos. “Cuando empezó, no creí que fuera a parar”, dijo. “Hubo gritos”, añadió, “solo oí gritos”.

Otro testigo, Eric Walsh, describió al mismo medio que personas que huían del tiroteo “con salpicaduras de sangre en las zapatillas blancas y con las rodillas y los codos despellejados”. Según el periódico, otra persona fue asesinada a tiros no lejos del lugar del tiroteo unas dos horas después, pero la Policía dijo que ambos incidentes no están relacionados.

El tiroteo de Tennessee ocurrió en una discoteca en la localidad de Chattanooga. La Policía recibió el primer aviso a las 2.45 a. m. y cuando llegaron al lugar los agentes se encontraron con varias víctimas a las que brindaron atención, explicó un portavoz policial, Jeremy Eames, citado por CNN.

“En este momento podemos confirmar 14 víctimas de disparos y otras tres que fueron golpeadas por vehículos que intentaban huir de la escena”, dijo a periodistas la jefa de policía de Chattanooga, Celeste Murphy.

“Se han confirmado tres muertes, dos de las cuales están relacionadas con heridas de bala y una con lesiones sufridas tras golpes de un vehículo”, precisó Murphy, quien dijo que entre los heridos había al menos un menor y que varias víctimas permanecían en estado crítico.

Asimismo, indicó que “definitivamente hubo más de un tirador” involucrado en el incidente, que tuvo lugar cerca del restaurante Mary’s Bar and Grill, ubicado en el centro de Chattanooga, una ciudad de 180.000 habitantes.

Hasta el mediodía del domingo, no había ningún detenido. “Esta es una situación muy compleja”, dijo Murphy.

En Estados Unidos, donde 393 millones de armas —más que la población— estaban en circulación en el 2020, , según investigadores. El presidente Joe Biden, pidió el jueves al Congreso que encuentre una forma de prohibir la venta a particulares de fusiles de asalto o al menos elevar de 18 a 21 años la edad para comprarlas.

Consideró “inconcebible” la reticencia de los republicanos de limitar la venta de armas cuando muchos lugares como escuelas u hospitales “se han convertido en campos de exterminio, campos de batalla”. “En las últimas dos décadas, murieron más niños en edad escolar a causa de las armas de fuego que agentes de Policía y militares activos juntos. Piensen en eso”, dijo Biden en un discurso desde la Casa Blanca.

El 14 de mayo, un hombre blanco que se describía a sí mismo como “racista” y “antisemita” mató a diez personas negras en un supermercado de Buffalo, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Dos días después, un hombre, motivado por el odio a Taiwán y su pueblo según la Policía, mató a una persona e hirió a cinco en una iglesia de California frecuentada por la comunidad taiwanesa—americana.

El jueves, un tiroteo en un cementerio de Wisconsin dejó cinco heridos durante el entierro de un hombre muerto por la Policía a finales de mayo. Y el día anterior cuatro personas murieron en hospital de Tulsa, Oklahoma, cuando un hombre abrió fuego. El atacante apuntaba al médico que le había operado de la espalda y al que culpaba de sus dolores, según la policía.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.