Política

Senado de EE. UU. aborda postulación de primera mujer afroamericana a la Corte Suprema

El Comité Judicial del Senado sostendrá cuatro días de audiencias de confirmación, a partir de este lunes, para esta jurista de 51 años, nominada por el presidente Joe Biden

Washington. El Senado de Estados Unidos aborda este lunes la histórica postulación a la Corte Suprema de la jueza Ketanji Brown Jackson, quien se convertiría en la primera mujer afroamericana en integrar el máximo tribunal del país.

El Comité Judicial del Senado sostendrá cuatro días de audiencias de confirmación, a partir de este lunes, para esta jurista de 51 años, nominada por el presidente Joe Biden. Las audiencias del Senado para los postulados a la Corte Suprema se han convertido en un campo de batalla partidista en los últimos años, entre republicanos y demócratas.

“Cada nombramiento de la corte es significativo porque muchos asuntos se deciden allí”, señaló Larry Sabato, director del Centro de Política de la Universidad de Virginia. “Además, muchos de estos asuntos son problemáticas sociales candentes que mueven votos o motivan a los votantes”, como el aborto o los derechos a las armas, explicó Sabato.

Jackson fue postulada para reemplazar a otro juez liberal, Stephen Breyer, quien se retira a sus 83 años. Su confirmación, precisó Sabato, no cambiará de lleno la composición de la corte, dominada por una mayoría conservadora de 6-3. “Solo eso disminuye los riesgos y debería contribuir a una confirmación más fácil”, aseguró.

Los demócratas, con una ligera ventaja, tienen los votos para confirmar a Jackson, una jurista graduada de la prestigiosa Universidad de Harvard, quien sirvió como defensora pública federal para clientes en condición de indigencia. El Senado, conformado por 100 miembros, está dividido en un 50-50 entre demócratas y republicanos. La vicepresidenta demócrata Kamala Harris tiene el voto de quiebre.

“Inevitablemente, unos cuantos senadores republicanos atacarán a Jackson por una amplia variedad de temas” porque “jugarán para la base republicana”, consideró Sabato. Pero las credenciales de Jackson parecen abrirle el paso pese a las querellas partidistas, señaló el analista.

Incluso, varios senadores republicanos moderados votaron apenas hace un año para confirmar la postulación de Jackson para la Corte de Apelaciones del Circuito de Estados Unidos. Aún así, varios parlamentarios republicanos han criticado a Biden por cumplir su promesa electoral de escoger a una mujer afroestadounidense para la corte.

“Las mujeres negras son, ¿qué, seis por ciento de la población de Estados Unidos?”, comento el senador Ted Cruz. “Le está diciendo al 94 por ciento de los estadounidenses ‘no me interesan’”. Jackson, sin embargo, tiene impecables credenciales, por lo que otra senadora republicana, Susan Collins de Maine, advirtió a sus colegas que anduvieran con cuidado.

“Dado que los demócratas, lamentablemente, han tenido cierto éxito tratando de pintar a los republicanos como antinegros, puede hacer más difícil rechazar a una jurista negra”, consideró Collins.

Aunque un ataque frontal contra Jackson podría ser contraproducente a los republicanos a siete meses de las elecciones del Congreso de medio mandato, el senador Josh Hawley, un conservador de Misuri, ha estado allanando el terreno. “He notado un patrón alarmante en el manejo de Jackson de delincuentes sexuales, especialmente aquellos que se aprovechan de niños”, escribió Hawley en una serie de tuits. “Este es un historial perturbador”.

Sus comentarios suscitaron el reproche del subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Andrew Bates. “Esto es una desinformación tóxica y pobremente presentada que se sustenta en tomar con pinza elementos de su historial fuera de contexto”, afirmó Bates, apuntando que Jackson ha recibo el apoyo de varios sindicatos policiales, que tienden a inclinarse hacia la derecha.

Por su parte, el senador Mitch McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado, desestimó la experiencia de Jackson entre el 2005 y el 2007 como defensora pública, aspecto que ha sido pregonado por sus partidarios. “El presidente Biden está trabajando deliberadamente en hacer toda la judicatura federal más suave con el crimen”, aseveró McConnell, una acusación que se espera que usen los republicanos en la carrera electoral a los comicios de noviembre.

Si se confirma su postulación, Jackson será la tercera afroestadounidense en servir para la Corte Suprema, pero la primera mujer negra. Thurgood Marshall se sentó en la corte entre 1967 y 1991, y fue sucedido por Clarence Thomas, quien permanece en el puesto. Thomas, de 73 años, fue hospitalizado el viernes por una infección peor debería salir próximamente del hospital , anunció la Corte Suprema en un breve comunicado.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.