Política

Legisladores de EE. UU. acusan de desacato a aliado de Donald Trump

Steve Bannon se negó a cumplir con la citación judicial sobre el asalto al Capitolio del 6 de enero

Washington. Legisladores estadounidenses declararon este jueves en desacato a un aliado del expresidente Donald Trump por desafiar una citación para prestar testimonio ante una comisión del Congreso sobre la asonada del 6 de enero contra el Capitolio. Steve Bannon, exestratega del gobierno de Trump (2017-2021), es el centro de atención por el papel que pudo haber tenido en la organización del asalto y su eventual coordinación con Trump y la Casa Blanca.

La Cámara de Representantes aprobó remitir el caso de Bannon a los fiscales federales. Si es acusado formalmente, el litigio podría durar meses, o incluso años, lo que podría frustrar la investigación. “El señor Bannon está solo en su desafío y no lo toleraremos”, dijo el presidente del comité, Bennie Thompson. “No permitiremos que nadie descarrile nuestro trabajo porque nuestra labor es demasiado importante: ayudar a garantizar que el futuro de la democracia estadounidense sea fuerte y seguro”.

Los investigadores consideran fundamental el testimonio de Bannon para tener una comprensión clara de las acciones de Trump antes y durante el ataque al Congreso, donde los legisladores estaban certificando la victoria electoral de Joe Biden. Varios legisladores señalaron los comentarios que hacía Bannon en su podcast en los días previos y en la mañana de la insurrección.

“Mañana se va a desatar un infierno (...) Este no es un día para la fantasía, es un día para la concentración maníaca. Concentración, concentración, concentración”, dijo. “Vamos a entrar justo al objetivo, ¿de acuerdo? Este es el punto de ataque que siempre quisimos”.

Bannon, de 67 años, debía comparecer la semana pasada ante el comité del Congreso que integran ambos partidos, pero dijo que los abogados de Trump le habían ordenado no presentarse por motivos de “privilegio ejecutivo”, que permite a los presidentes mantener confidenciales ciertas comunicaciones con sus asistentes.

El comité estima que esa protección no aplica, ya que Trump no ejerce actualmente la presidencia y nunca ha afirmado formalmente el privilegio. Agrega que Bannon ni siquiera era empleado del gobierno en el momento de los hechos bajo investigación.

‘Él sabía’

Los 220 demócratas del Congreso respaldaron la moción que acusa a Bannon de desacato. El líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quien inicialmente pidió una investigación pero ha pasado meses intentando frustrar la pesquisa, insta a su bancada a no apoyar la moción.

No obstante, varios rebeldes republicanos votaron a favor, entre ellos Adam Kinzinger y Liz Cheney, que integran el comité que esta última copreside.

La diputada por Wyoming e hija de la figura republicana Dick Cheney, dijo creer que el 45º presidente estaba “personalmente involucrado” en la planificación y ejecución de los disturbios en el Capitolio que causaron cinco muertos.

“El Departamento de Justicia hará lo que siempre hace en tales circunstancias: aplicaremos la ley que se ajuste a los hechos y tomaremos una decisión, de acuerdo con los principios de enjuiciamiento”, dijo el fiscal general, Merrick Garland, en una audiencia previa a la votación ante el Comité Judicial de la Cámara baja.“El Departamento de Justicia hará lo que siempre hace en tales circunstancias: aplicaremos la ley que se ajuste a los hechos y tomaremos una decisión, de acuerdo con los principios de enjuiciamiento”, dijo el fiscal general, Merrick Garland, en una audiencia previa a la votación ante el Comité Judicial de la Cámara baja.