Política

Unión Europea califica de ‘difíciles’ las negociaciones del acuerdo nuclear iraní

El acuerdo alcanzado en 2015 concedía a Teherán el levantamiento de una parte de las sanciones que ahogaban a su economía a cambio de una drástica reducción de su programa nuclear, bajo estricto control de la ONU

Viena. Las negociaciones para intentar salvar el acuerdo nuclear iraní, reanudadas este lunes en Viena, serán “muy difíciles”, advirtió el coordinador de la Unión Europea (UE), Enrique Mora. Tras cinco meses de interrupción, los países negociadores (Alemania, Francia, Reino Unido, China, Irán y Rusia) que tratan de volver a un consenso internacional sobre el programa nuclear de Teherán como en 2015, regresaron a la mesa de discusiones a finales noviembre en Viena.

Mora, quien preside la reunión, indicó que todas las partes habían mostrado “una clara voluntad de trabajar por el éxito de esta negociación”, lo que es “un muy buen augurio”. “Vamos a trabajar muy seriamente en los próximos días y semanas (...), va a ser muy difícil”, agregó. Los negociadores trabajarán hasta el viernes y luego se detendrán durante el fin de semana por razones logísticas, dijo Mora.

El acuerdo alcanzado en 2015 concedía a Teherán el levantamiento de una parte de las sanciones que ahogaban a su economía a cambio de una drástica reducción de su programa nuclear, bajo estricto control de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Lo que está en juego en esta nueva ronda de conversaciones es lograr la vuelta de Estados Unidos al pacto, tras abandonarlo en 2018 y volver a instaurar sanciones contra Irán. Estados Unidos participa indirectamente en las negociaciones, ya que Teherán se niega a mantener conversaciones directas con Washington.

“Hoy (lunes) se abre un nuevo ciclo de negociaciones. La cuestión de las garantías y la verificación” del levantamiento de las sanciones estadounidenses si Washington vuelve al acuerdo “están en el orden del día”, declaró el ministro iraní de Asuntos Extranjeros, Hosein Amir– Abdollahian, citado por la agencia de prensa oficial iraní IRNA.

Petróleo iraní

“Lo más importante para nosotros es alcanzar un punto donde podamos verificar que el petróleo iraní se vende fácilmente y sin límites, que el dinero del petróleo llegue en divisas extranjeras a cuentas bancarias iraníes y que podamos beneficiarnos de todos los ingresos en los diferentes escenarios económicos”, declaró el ministro iraní de Asuntos Extranjeros.

“Hemos llegado a un documento común sobre el programa nuclear y sobre las sanciones. Hoy (lunes) comenzarán las primeras negociaciones (sobre este tema)”, agregó. El portavoz de Asuntos Exteriores iraní, Said Khatibzadeh, había aconsejado “a todos los participantes en las negociaciones que vengan a Viena con la voluntad de conseguir un buen acuerdo”, ya que Irán se niega a “perder tiempo y energía”.

También recordó que la delegación iraní “se centrará en dos asuntos: el levantamiento de las sanciones y la actividad nuclear”.

‘El tiempo se acaba’

Estados Unidos ha advertido a Irán de su posición contraria a que se eternicen las discusiones, aunque por el momento no ha dado un ultimátum. Solo quedan “unas pocas semanas” para salvar el acuerdo nuclear iraní si Irán continúa expandiendo sus actividades atómicas al ritmo actual, señaló la semana pasada el negociador estadounidense, Rob Malley, y advirtió de una “crisis” en caso de fracaso de la diplomacia.

Mismo tono por parte de Francia, Alemania y Reino Unido (E3): “El tiempo se acaba. En ausencia de un progreso rápido, dado el veloz avance del programa nuclear de Irán, el acuerdo muy pronto se convertirá en papel mojado”, advirtieron altos funcionarios. En respuesta al restablecimiento de las sanciones en su contra, Irán se ha ido liberando gradualmente de las limitaciones impuestas a su programa nuclear, aunque niega querer desarrollar el arma atómica.

En esa línea, el jefe de la Organización Iraní de la Energía Atómica, Mohamad Eslami, aseguró el sábado que Irán no tiene intención de enriquecer uranio a más del 60%, incluso aunque las negociaciones fracasen. El embajador ruso ante la ONU en Viena, Mijail Ulianov, calificó esta declaración de “mensaje positivo”.

Por su parte, el jefe de la diplomacia israelí, Yair Lapid, cuyo país teme que Irán, nación enemiga, se dote del arma atómica, declaró este lunes que “detener el programa nuclear de Teherán” es “el primer desafío para la política de seguridad y exterior de Israel”. “Nosotros preferimos actuar por la vía de la cooperación internacional, pero si es necesario, nos defenderemos por nuestra cuenta”, agregó.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.