AFP y AP. 21 enero
Habitantes del barrio caraqueño de Cotiza expresan su respaldo a los amotinados de la Guardia Nacional Bolivariana, este lunes 21 de enero del 2019.
Habitantes del barrio caraqueño de Cotiza expresan su respaldo a los amotinados de la Guardia Nacional Bolivariana, este lunes 21 de enero del 2019.

Caracas. Un grupo de 27 militares fue detenido tras sublevarse este lunes contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dos días antes de manifestaciones opositoras que exigirán un gobierno de transición y elecciones.

En la madrugada, ese grupo de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) asaltó un puesto militar en Petare (este), sustrajo armas de guerra y se atrincheró luego en el cuartel del barrio Cotiza (norte), donde fueron detenidos, según un informe de la Fuerza Armada.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, precisó a la prensa que el sargento Alexánder Bandres Figueroa dirigió la insurrección y cuenta entre los 27 arrestos, 25 de ellos ocurridos en la guarnición.

Tras la fugaz sublevación, pobladores de Cotiza, Los Mecedores y otros barrios del norte de Caracas, se enfrentaron con piedras, palos y botellazos con antimotines que les lanzaban gases lacrimógenos y balas de goma. Varios manifestantes resultaron heridos, constataron equipos de la AFP.

“Estamos cansados. Esto no da pa’más”, dijo un joven de 29 años con una bandera venezolana atada al cuello.

A la agitación que provocó el fugaz alzamiento se sumó una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista) que declaró nula la junta directiva parlamentaria presidida por el joven opositor Juan Guaidó.

Bajo el liderazgo de Guaidó, el Congreso –de mayoría opositora– declaró a Maduro “usurpador” tras juramentarse el 10 de enero para un segundo mandato considerado ilegítimo por varios gobiernos, y prometió una amnistía para los militares que lo desconozcan.

Protesta tras detención de militares en Venezuela

“Hacemos un llamado a la Fuerza Armada a restablecer el orden (...) Este Parlamento se mantiene firme con las decisiones tomadas, tenemos un foco muy claro”, manifestó Guaidó.

El hecho ocurrió antes de las manifestaciones convocadas para el miércoles por la oposición y el gobierno, en lo que será el primer gran pulso en las calles tras las protestas que dejaron unos 125 muertos en el 2017.

En uno de varios videos que circularon en redes sociales, un uniformado que se identificó como Bandres Figueroa, dijo desconocer a Maduro y pidió apoyo a los venezolanos.

“Aquí está la tropa profesional de la GNB en contra de este régimen al cual desconocemos completamente, necesito el apoyo de ustedes, salgan a las calles”, dijo un uniformado a quien las autoridades identificaron como Bandres Figueroa, en uno de varios videos que circularon en las redes sociales.

Versión oficial

Según la Fuerza Armada, los “asaltantes”, que también habían secuestrado a cuatro militares, fueron rápidamente doblegados, sometidos a la Justicia y “se les aplicará todo el peso de la ley”."

“Durante la detención se logró recuperar armamento robado y en los actuales momentos se encuentran brindando información de interés a los organismos de inteligencia y al sistema de Justicia militar. A estos sujetos se les aplicará todo el peso de la ley”, advirtió la declaración.

Cabello advirtió de que lo ocurrido “genera decisiones fuertes”. “El Estado se va a imponer, venga la violencia de donde venga, de dentro o de fuera, no nos va a temblar el pulso”, amenazó.

Al descartar que exista descontento en los cuarteles, Cabello afirmó que en la Fuerza Armada hay una “unidad monolítica” y reveló que durante el asalto al puesto militar, Bandres Figueroa recibió una “llamada del exterior” y eso generó “indignación” entre los uniformados.

Agregó que además de las armas a los rebeldes les fueron decomisados teléfonos que –sostuvo– serán parte del material de investigación.

La Fuerza Armada, integrada por unos 365.000 efectivos y 1,6 millones de milicianos civiles, reafirmó su lealtad “absoluta” a Maduro tras la investidura.

Vehículos blindados resguardaban el cuartel Cotiza de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas, este lunes 21 de enero del 2019.
Vehículos blindados resguardaban el cuartel Cotiza de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas, este lunes 21 de enero del 2019.

Rocío San Miguel, experta en temas militares y presidenta de la ONG Control Ciudadano, consideró que el breve levantamiento “puede ser descrito como una expresión de descontento, que no encontró respuesta en otras unidades militares”.

Pese al empeño por mostrarse monolítica, dos generales figuran entre los detenidos por un presunto atentado contra Maduro el 4 de agosto, cuando dos drones cargados de explosivos estallaron cerca de una tarima donde encabezaba un acto militar.

Control Ciudadano calcula que unos 180 efectivos fueron detenidos en el 2018 acusados de conspirar, y unos 10.000 miembros de la Fuerza Armada pidieron la baja desde el 2015.

En medio de la escasez de alimentos y medicinas, e hiperinflación, unos 4.309 efectivos desertaron de la GNB en el 2018, según una lista filtrada desde el organismo y citada por Control Ciudadano.