AP y AFP. 4 agosto, 2018
Personal de seguridad del presidente Nicolás Maduro lo protege en el momento en el que se llevaron a cabo las explosiones, en Caracas. Foto: Xinhua/AP
Personal de seguridad del presidente Nicolás Maduro lo protege en el momento en el que se llevaron a cabo las explosiones, en Caracas. Foto: Xinhua/AP

Caracas. Drones cargados con explosivos detonaron la tarde de este sábado cerca del lugar donde el presidente Nicolás Maduro encabezaba un acto oficial con las fuerzas armadas, un hecho que las autoridades calificaron como un atentado contra el mandatario venezolano.

“Ha intentado asesinarme el día de hoy”, afirmó Maduro desde el palacio de gobierno al anunciar que habían sido capturados algunos de los presuntos autores materiales de dos explosiones que ocurrieron en las inmediaciones del acto militar en el centro de Caracas.

El gobernante responsabilizó del atentado a la derecha venezolana e internacional y señaló de forma directa al presidente colombiano saliente Juan Manuel Santos, aunque no presentó ninguna prueba sobre eso.

Sin embargo, el gobierno colombiano desestimó que el presidente esté detrás del intento de ataque en contra del mandatario Maduro.

“No tiene base. El presidente está dedicado al bautizo de su nieta Celeste y no a tumbar gobiernos extranjeros”, afirmó una fuente de la Presidencia colombiana, la cual pidió el anonimato.

(Video) Maduro sale ileso de 'atentado con explosivos' en evento militar

Poco antes, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, había manifestado en un mensaje en la televisora estatal, que siete guardias nacionales resultaron heridos.

Los hechos ocurrieron en la avenida Bolívar, cuando los “artefactos voladores de tipo dron” fueron activados en las cercanías de la tarima presidencial y en algunas zonas del desfile, agregó Rodríguez.

Sin revelar su identidad, el mandatario, por momentos exaltado, anunció la captura de varios implicados.

Desde el palacio presidencial, Maduro relató que hubo una segunda explosión detrás de otra tarima de invitados, generando “confusión”.

El jefe de Estado también dijo que los “financistas” del atentado están en Estados Unidos y pidió ayuda al presidente Donald Trump para capturarlos.

“Varios de los financistas viven en los Estados Unidos, en el estado de la Florida. Espero que el presidente Donald Trump esté dispuesto a combatir grupos terroristas”, señaló.

Un alto funcionario del Departamento de Estado solo adujo que la Casa Blanca sigue “de cerca la situación”.

El fiscal general, Tarek William Saab, quien asistía a la parada, aseguró que uno de los drones que explotó grababa el acto. “Pude observar cómo el dron que filmaba los hechos explotó”, afirmó a la cadena CNN, y condenó el hecho.

El incidente tuvo lugar cuando Maduro pronunciaba un discurso ante cientos de militares con motivo del 81°. aniversario de la Guardia Nacional.

El acto fue suspendido de forma abrupta y solo se observó, en cadena de radio y televisión, la forma en que algunos de los uniformados rompieron filas y corrieron hacia un lado de la vía.

En la transmisión se ve a la primera dama, Cilia Flores, que estaba a un lado de Maduro, sorprendida ante las explosiones y que comienza a mirar hacia el cielo junto al resto de las autoridades civiles y militares que participaban en el acto.

Desde que asumió el gobierno en el 2013 Maduro, quien se identifica como el heredero político del fallecido presidente Hugo Chávez, ha denunciado en varias oportunidades que ha enfrentado varios complot y acciones de sabotaje.

Captura de video del momento en el que ocurrieron las explosiones. En la fotografía aparecen Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores, en el acto militar, en Caracas. Foto: AFP
Captura de video del momento en el que ocurrieron las explosiones. En la fotografía aparecen Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores, en el acto militar, en Caracas. Foto: AFP

Opositores han desestimado las denuncias y han asegurado que el gobernante las utiliza para desviar la atención de la crisis que golpea al país.

Tensa relación

Juan Manuel Santos, que dejará el poder en manos del derechista Iván Duque, lidera la oposición internacional contra el gobierno de Maduro, al que califica de dictador.

En una entrevista con la AFP el lunes en Bogotá, el mandatario aseguró que veía “cerca” la caída del “régimen” chavista por la alta inflación, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula en un millón por ciento para este año.

El mandatario saliente consideró que lo mejor que podría pasarles a Venezuela y a Colombia, que comparten una frontera de 2.200 kilómetros, es que “Maduro caiga”.

Aunque aseguró que esto aún no ha sucedido porque el gobierno venezolano ejerce una “represión cada vez más efectiva”, que incluso ha disuadido nuevas protestas masivas.

Santos afirmó que nunca estuvo cerca un enfrentamiento militar entre ambas naciones.

A lo largo de su mandato de ocho años, Santos pasó de recomponer a congelar las relaciones con el gobierno de Maduro, garante del pacto de paz con la ya disuelta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de las negociaciones en curso con el Ejército de Liberación Nacional.

Un militar herido tras las explosiones. En total, siete agentes resultaron afectados. Foto: Xinhua/AP
Un militar herido tras las explosiones. En total, siete agentes resultaron afectados. Foto: Xinhua/AP

El mandatario colombiano fue endureciendo su posición frente a Maduro tras la instalación, en el 2017, de una Asamblea Nacional Constituyente controlada por el chavismo.

A raíz de la crisis económica que golpea a Venezuela, y que según el FMI ha desatado una inflación que llegaría a un millón por ciento en el 2018, Colombia ha recibido una ola migratoria sin precedentes: 1,5 millones de venezolanos han ingresado en los últimos 16 meses.