Política

Congreso de EE. UU. aprueba nueva ayuda de $40.000 millones para Ucrania

La ayuda, que incluye objetivos macroeconómicos y humanitarios, así como armas y municiones, fue aprobada por una amplia mayoría en el Senado

Washington. El Congreso de Estados Unidos aprobó el jueves un nuevo paquete de ayuda de $40.000 millones para Ucrania, en otra demostración del firme apoyo prometido por el presidente Joe Biden a Kiev.

La ayuda, que incluye objetivos macroeconómicos y humanitarios, así como armas y municiones, fue aprobada por una amplia mayoría en el Senado al inicio de la tarde, tras su aprobación en la Cámara de Representantes la semana pasada. Ahora el paquete debe ser ratificado por el mandatario estadounidense.

“La ayuda a Ucrania va mucho más allá de la caridad”, afirmó el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell. La aprobación de estos recursos se produce de forma bipartidista, algo inusual en una Washington fuertemente dividida.

“El resultado de este conflicto moldeará el futuro de la seguridad estadounidense y de los principales intereses estratégicos”, añadió, horas antes de que la cámara alta del Congreso vote el paquete, lo que se espera que transcurra sin dificultades.

El paquete incluye $6.000 millones para que Ucrania refuerce su flota de vehículos blindados y sistema de defensa aérea. Se reservan casi $9.000 millones para ayudar a la “continuidad del gobierno” ucraniano, así como para ayuda humanitaria.

El Congreso ya había aprobado casi $14.000 millones para Ucrania a mediados de marzo, unas semanas después de la invasión rusa. Pero la extensión de los combates, que se alejaron de la capital y se trasladaron al este y al sur de Ucrania, llevó Biden a pedir, durante semanas, otra ronda de apoyo financiero.

El presidente estadounidense expresó varias veces su deseo de liderar lo que él describe como una gran batalla de la democracia contra el autoritarismo. Pero los fondos que ya habían sido destinados al apoyo a Ucrania estaban a punto de agotarse, dijo. La Cámara de Representantes de Estados Unidos ya aprobó la semana pasada el paquete de $40.000 millones, un monto equivalente al PIB de Camerún en el 2020.

Este apoyo bipartidista es poco frecuente en un Congreso con grandes divisiones. “Cuando el tema es Putin, o pagamos ahora o pagamos después”, afirmó el senador republicano Lindsey Graham, que al inicio del conflicto en Ucrania defendió en Twitter el asesinato del presidente ruso.

Aunque en un principio Washington se haya limitado a enviar armas consideradas defensivas, pasó a suministrar artillería, helicópteros y aviones no tripulados al Ejército ucraniano. Los soldados de Ucrania reciben entrenamiento para utilizarlos en Estados Unidos o en terceros países antes de volver al frente.

Otros $9.000 millones del último paquete también se destinan a ayudar a Estados Unidos a reabastecer su propio arsenal de armas. El Senado, además, cumplió su tradicional papel de aliado del presidente en asuntos exteriores el miércoles por la mañana al confirmar a Bridget Brink, una diplomática de carrera, como la próxima embajadora de Estados Unidos en Ucrania. El puesto estaba vacante desde el 2019.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.