AFP. 17 septiembre
El presidente Martín Vizcarra visitó el suburbio de Villa María del Triunfo, en el sur Lima, el martes 15 de setiembre del 2020. Esa es una de las localidades más afectada por la covid-19. AFP
El presidente Martín Vizcarra visitó el suburbio de Villa María del Triunfo, en el sur Lima, el martes 15 de setiembre del 2020. Esa es una de las localidades más afectada por la covid-19. AFP

Lima. El Tribunal Constitucional de Perú rechazó el jueves una medida cautelar solicitada por el presidente Martín Vizcarra que habría paralizado el juicio de destitución al que será sometido el viernes por el Congreso, anunció una magistrada.

El Tribunal, por cinco votos contra dos, "ha decidido rechazar la medida cautelar planteada por el Ejecutivo", lo que allana el camino al juicio político que decidirá si es o no destituido, dijo la presidenta de la alta corte, Marianella Ledesma.

Ledesma señaló que los siete magistrados de la corte, cuyos fallos son inapelables, no concedieron la medida cautelar porque “a la luz de las declaraciones de líderes políticos, el riesgo de que suceda la vacancia (del mandatario) se ha debilitado y no hay una urgencia manifiesta”.

Agregó, además, que el tribunal ha decidido admitir a trámite la demanda presentada el lunes por el gobierno para detallar los requisitos para que el Congreso declare la "incapacidad moral" de un presidente. Aclaró que decidir este punto tomará "semanas".

Vizcarra debe sentarse en el banquillo ante un Congreso controlado por la oposición que aprobó una moción para llevarlo a juicio de destitución por instigar a dos asesoras a mentir en una investigación sobre un cuestionado contrato a un cantante, según unos audios divulgados hace una semana.

En un acelerado proceso que se inició inmediatamente después de hacerse públicas esas grabaciones, Vizcarra corre el riesgo de ser cesado 10 meses antes del fin de su mandato, marcado por recurrentes choques con el Parlamento.

El mandatario, quien carece de partido y de bancada, había pedido el lunes al Tribunal que definiera las causales de la “incapacidad moral” y que suspendiera el juicio político en caso de que necesitara más tiempo para pronunciarse sobre el fondo de su consulta.

La decisión de sentar a Vizcarra en el banquillo fue aprobada el pasado viernes por el Congreso con 65 votos, 36 en contra y 24 abstenciones.

¿Tendrán suficientes votos?

Sin embargo, los adversarios de Vizcarra aparentemente no cuentan con los votos para sacarlo del poder, según los medios peruanos y la propia magistrada Ledesma. Se necesitan 87 votos para declarar la “vacancia” de la presidencia.

El gobernante y su abogado deben hacer los descargos en una sesión que comenzará a las 9 a. m. locales (8 a. m. en Costa Rica) del viernes, tras lo cual habrá un largo debate antes de la votación.

En setiembre del 2019 Vizcarra disolvió el Parlamento y convocó a nuevos comicios legislativos para superar otra crisis política. Son los nuevos legisladores, elegidos en enero, quienes decidirán su suerte.

Si es destituido, asumiría el poder el jefe del Congreso, Manuel Merino, un político de bajo perfil.

El escándalo estalló mientras el presidente estaba abocado a atender la emergencia sanitaria en uno de los países más afectados por la pandemia, con más de 744.000 contagios y 31.000 muertos.