Política

Chile elige a su nuevo presidente en un clima de ‘extrema división’ entre izquierda y derecha

Firmas encuestadoras del país austral situaron en la intención de voto al candidato izquierdista Gabriel Boric por delante de su adversario de derecha, José Antonio Kast

Santiago. Chile celebra este domingo 19 de diciembre la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales, marcadas por una profunda polarización entre las figuras políticas que se disputan el gobierno del país: el izquierdista Gabriel Boric y el derechista José Antonio Kast.

En la primera vuelta, celebrada el pasado 21 de noviembre, Kast, del Partido Republicano, tomó la delantera en la carrera presidencial obteniendo un 27,91% de los votos, seguido de Gabriel Boric, de la coalición Acuerdo Dignidad, con un 25,82%.

“Actualmente en el escenario chileno vemos la consolidación de dos propuestas antagónicas respecto a un hecho en particular que es el modelo de desarrollo de Chile y la expedición de un nuevo pacto político que busca reemplazar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet”, explicó Juan Federico Pino, profesor de la facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana.

Por su parte, Mauricio Jaramillo, profesor de relaciones internacionales en la Universidad del Rosario, aseguró que se percibirá un clima de polarización nunca antes visto en Chile desde la transición a la democracia. “Nunca antes había llegado una segunda vuelta sin el centro. Esto habla de un clima de extrema división después de 30 años de gobiernos de centroizquierda y los dos de Sebastián Piñera”, argumentó.

En las últimas semanas las firmas encuestadoras del país austral situaron a Boric al frente de la intención de voto con diferentes márgenes frente a su contrincante. La encuesta Cadem sitúa al exlíder estudiantil con el 40% de la intención del voto, mientras Kast obtiene 35%, lo que arroja una diferencia de 5 puntos porcentuales entre ambas propuestas.

También la consultora Activa señaló una ventaja del candidato de la izquierda con el 42,2%, mientras Kast obtuvo un 28,5%. “A pesar de esa distancia, creo que todavía hay una posibilidad de que las elecciones sean reñidas. Creo que aún hay margen de maniobra donde las elecciones estarán reñidas y pueda ocurrir una sorpresa frente a las encuestas”, consideró Federico Pino.

“A pesar de esa ligera ventaja que dan las encuestas, si uno mira lo que pasó en otros países de la región, es que las elecciones recientes han sido muy reñidas, como Perú o Ecuador, pues todavía nada está del todo definido”, comentó por su parte Mauricio Jaramillo.

Esta mejora en los números provisionales del candidato de 35 años es producto de un acercamiento con algunos votantes del centro y las muestras de apoyo recibidas de figuras públicas, como jugadores de la selección chilena de fútbol y Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Y es allí, en la conquista del centro, donde puede estar la clave que incline la victoria presidencial hacia alguna de las partes en contienda. En ese contexto resultan claves figuras como el independiente Franco Parisi o el oficialista y exministro Sebastián Sichel, candidatos que obtuvieron el 12,81% y el 12,79%, respectivamente, de los votos en la primera vuelta.