Política

Biden recibe al primer ministro de Israel bajo la sombra del ataque en Kabul

Naftali Bennett sucedió a Benjamin Netanyahu, quien durante sus 15 años en el cargo abrazó a los republicanos y antagonizó con los demócratas

Washington. El presidente Joe Biden recibió este viernes en la Casa Blanca al primer ministro israelí, Naftali Bennett, una visita ensombrecida por el mortal atentado contra la misión de evacuación de Afganistán liderada por Estados Unidos.

“Mi corazón está con todos los que hemos perdido”, afirmó Biden cuando ambos se encontraron luego de que la cita fuera pospuesta el jueves.

Tras ofrecer sus condolencias, Bennett anunció al mandatario demócrata: “Traigo conmigo un nuevo espíritu. Un espíritu de buena voluntad. Un espíritu de esperanza. Un espíritu de decencia y honestidad. Un espíritu de unidad y bipartidismo”.

Bennett sucedió a Benjamin Netanyahu, quien durante sus 15 años en el cargo abrazó a los republicanos y antagonizó con los demócratas.

Aún así, en su primera visita oficial al extranjero, el primer ministro de 49 años mantuvo muchas de las opiniones de línea dura de su predecesor.

“No podemos perder de vista ni por un momento que estamos en el vecindario más difícil del mundo”, afirmó, mencionando al grupo Estado Islámico (EI) y a los movimientos Hezbolá, Yihad Islámica y Hamás.

“Es por eso que Israel siempre tiene que ser abrumadoramente más fuerte que (...) todos nuestros enemigos juntos”, dijo.

Estaba prevista una reunión más amplia con el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de Israel, Eyal Hulata, y el embajador de Israel en Washington, Gilad Erdan, y el asesor principal de Bennett, Shimrit Meir.

Palestinos

Bennett asumió en junio como líder de una coalición ecléctica en la que su partido de línea dura sólo tiene unos pocos escaños. Su gobierno incluye a halcones a favor de los asentamientos, como él, así como a palomas políticas y al primer partido árabe en formar una coalición.

“Encabeza y dirige el gobierno más diverso en la historia de Israel”, comentó Biden sobre Bennett.

No obstante, las posiciones de Bennett sobre temas clave chocan con las de la Casa Blanca. Ha dicho que continuará la construcción de asentamientos y está en contra de un Estado palestino en los territorios que Israel sumó en 1967.

Además, se opone a que Estados Unidos reabra un consulado en Jerusalén para atender los asuntos palestinos, que el antecesor republicano de Biden, Donald Trump, cerró en 2019 después de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

En Washington, Bennett se esforzó por resaltar las coincidencias. “Israel sabe que no tenemos un aliado mejor o más confiable en el mundo que Estados Unidos”, aseguró.

Biden destacó el “compromiso inquebrantable” de Estados Unidos con la seguridad de Israel, incluido el reabastecimiento del sistema de defensa antimisiles israelí Cúpula de Hierro.

“También vamos a discutir formas de promover la paz, la seguridad y la prosperidad para israelíes y palestinos”, agregó, dando a entender ciertas diferencias de opinión.

Shibley Telhami, profesor de paz y desarrollo en la Universidad de Maryland, estimó que el ataque en Kabul no afectaría la postura de Biden sobre los palestinos.

“Reduce aún más el tema israelí-palestino en la lista de prioridades de Biden, con lo cual es incluso menos probable que desafíe a Bennett sobre esto”, opinó.

‘Diplomacia primero’ en Irán

Bennett dijo en la Oficina Oval que los atentados en Kabul destacaron el peligro potencial de un Irán dotado de armas nucleares.

“Estos días ilustran cómo sería el mundo si un régimen islámico radical adquiriera un arma nuclear”, dijo Bennett a Biden.

Israel se opone ferozmente al intento de Biden de revertir la retirada de Trump de un acuerdo nuclear del 2015, que levantó las sanciones a Irán a cambio de frenar su programa nuclear.

Desde que Trump salió del pacto, Irán se ha retirado de compromisos clave, incluido el enriquecimiento de uranio.

Biden reiteró el compromiso de Estados Unidos de garantizar que “Irán nunca desarrolle un arma nuclear”.

“Pero estamos anteponiendo la diplomacia, viendo a dónde nos lleva. Pero si la diplomacia falla, estamos listos para recurrir a otras opciones”, señaló.

Dan Kurtzer, exembajador de Estados Unidos en Israel, afirmó que la visita de Bennett marcaría un nuevo tono incluso en los desacuerdos.

“Los años de Netanyahu, especialmente con los presidentes demócratas, estuvieron marcados por mucho rencor por parte de Israel y franca falta de respeto a la presidencia”, manifestó.

El viernes, Biden y Bennett se esforzaron por mostrar cercanía.

“Ha sido muy generoso con su tiempo en estos días difíciles”, declaró Bennett.

“Es genial tener aquí al primer ministro. Nos hemos hecho grandes amigos. Ha viajado mucho en el tren de Amtrak de Nueva York a Wilmington”, comentó Biden, famoso por tomar el tren de Amtrak de Washington a su ciudad, Wilmington, cuando era senador.