Interés Humano

Unión Europea protege confidencialidad de contratos por vacunas hasta fin de las negociaciones

Comisión responsable de control presupuestario considera que no se han cumplido las promesas de transparencia de la Comisión Europea

Bélgica. La Unión Europea (UE) resguardará la confidencialidad de sus pedidos anticipados de vacunas mientras continúe las negociaciones con los laboratorios, dijo este jueves la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, a pesar de las fuertes presiones por más transparencia.

“Estamos sujetos a cláusulas de confidencialidad en estos contratos y la divulgación de información reservada en este momento pondría en peligro nuestras negociaciones en curso”, dijo durante una audiencia en el Parlamento Europeo.

Ante las fuertes críticas de la comisión responsable de control presupuestario, que considera que no se han cumplido las promesas de transparencia de la Comisión Europea, Kyriakides recordó que he "ya he indicado que compartiré la información después de que concluyan todas las negociaciones".

La UE ha firmado contratos con la sueco– británica AstraZeneca, la estadounidense Johnson & Johnson, el dúo franco– británico Sanofi– GSK, el dúo estadounidense– alemán Pfizer/BioNTech, la alemana CureVac y la estadounidense Moderna. Además, mantiene conversaciones la también estadounidense Novavax.

A mediados de diciembre, una ministra belga divulgó en Twitter los precios que la UE pagaría por cada dosis de cada vacuna, un episodio que dejó expuesto al poder ejecutivo europeo, ya que esos valores eran guardados bajo reserva bajo siete llaves.

“Negociar para 27 (países miembros del bloque), reduce costes, pero la información de precios debe permanecer entre los firmantes de los contratos por el momento”, argumentó Kyriakides.

Sin embargo, pareció no convencer a los integrantes del Parlamento.

"Es nuestro deber verificar que la Comisión está gastando el dinero correctamente. No aceptaremos que nos dejen en un segundo plano", advirtió la eurodiputada alemana Monika Hohlmeier (EPP, derecha).

“Las vacunaciones han comenzado, pero no sabemos quién es el responsable de los efectos secundarios, porque está en los contratos” mantenidos en reserva, alegó por si parte Michèle Rivasi (Verdes).