Cables

Unión Europea autoriza vacuna de Moderna contra covid-19

Es la segunda inyección que se aprueba contra la enfermedad para su uso en el bloque europeo

Bruselas. La Unión Europea (UE) autorizó este miércoles el uso de la vacuna de Moderna contra la covid-19, dando nuevas esperanzas a los países europeos frente al recrudecimiento de la pandemia, que a nivel mundial causó la cifra récord de más de 15.700 muertos en 24 horas.

En Europa, la región más castigada con cerca de 596.400 muertos y más de 27,6 millones de casos, la aprobación de la UE de la vacuna del laboratorio Moderna aumenta las esperanzas de acelerar las campañas de vacunación.

Se trata del segundo tratamiento contra el coronavirus autorizado por el bloque, ya que el 21 de diciembre había aprobado el de Pfizer/BioNTech, comenzando días después la inoculación de este fármaco en los países miembro.

“Estamos proporcionando más vacunas contra el covid-19 a los europeos. Con la vacuna de Moderna, la segunda autorizada en la UE, tendremos 160 millones de dosis más”, declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, poco después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) diera su luz verde al fármaco.

“Europa se ha asegurado hasta 2.000 millones de dosis de posibles vacunas contra el covid-19”, añadió.

La vacuna de Moderna recibió la aprobación de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) el 18 de diciembre, una semana después que la de Pfizer-BioNTech. Canadá hizo lo propio el 23 de diciembre.

El fármaco de Moderna tiene la ventaja de que se puede almacenar a -20°C, y no a -70°C, como la de Pfizer.

Un millón de dosis en la UE

Con al menos 1,1 millón de dosis administradas, la UE avanzan más lentamente en su campaña de vacunación que Estados Unidos (5,31 millones de personas vacunadas), Reino Unido (1,3 millones) o Israel (1,49 millones), suscitando polémica en algunos países, como en Francia, que solo inoculó unas 7.000 dosis hasta ahora.

Pese a que la mayoría de países han comenzado ya sus programas de inmunización, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtieron este miércoles que aún quedan seis meses por delante antes de que las vacunas inviertan la tendencia.

“Aún tenemos por delante de tres a seis meses de duro, duro camino. Pero podemos lograrlo”, declaró Michael Ryan, director de emergencias de la OMS.

“Un puñado de países están viviendo realmente una transmisión increíblemente intensa” del virus, en particular en Europa y Norteamérica, indicó Maria Van Kerkhove, responsable del equipo técnico sobre el coronavirus.

La pandemia sigue agravándose tras las fiestas de fin de año, en particular en Estados Unidos, el país más afectado por el virus en el planeta (357.067 muertes), que el martes registró más de 3.930 fallecidos en un día y 250.000 nuevos casos.

En el mundo, en las últimas 24 horas se produjeron 15.769 nuevos decesos, según un balance establecido por la AFP este miércoles.

Desde la aparición de la enfermedad a finales de diciembre del 2019 en China, la pandemia causó al menos 1,8 millones de muertos y más de 86,3 millones de contagios.

Más de 1.000 muertos en Reino Unido en 24 horas

El Reino Unido enfrenta otra ola imparable de coronavirus desde que se detectara en diciembre una nueva cepa aparentemente más contagiosa, igualando los niveles del pico de abril, según cifras oficiales.

El miércoles, el país superó las mil muertes registradas en 24 horas, llevando el balance total a 77.346 fallecidos desde el inicio de la pandemia, lo que lo convierte en el país europeo más enlutado, por delante de Italia (76.877).

Esta nueva ola del virus llevó al primer ministro Boris Johnson a decretar un nuevo confinamiento completo en Inglaterra, que entró oficialmente en vigor el miércoles a las 00H01 GMT, aunque ya desde el lunes instó a los británicos a aplicar de inmediato las normas. Las calles de Londres aparecían casi desiertas el martes.

El lunes, el país comenzó a aplicar la vacuna de la farmacéutica británica AstraZeneca, asociada a la Universidad de Oxford, y que ya fue aprobada por otros tres países (Argentina, India y México).

El brote de infecciones en Europa continental ha llevado a algunos países de la UE a ampliar las restricciones, como Alemania, Dinamarca o Irlanda que decretó este miércoles el cierre de todas las escuelas hasta final de mes.

Nadie parece a salvo: Portugal registró este miércoles un récord de 10.000 casos diarios.