AFP . 6 octubre, 2019
Las manifestaciones en diversos lugares de Ecuador se registran en medio del estado de excepción por 60 días ordenado el jueves anterior por el presidente Lenín Moreno. La imagen corresponde a una protesta en San Juan de Pastocalle, Provincia de Cotopaxi, centro del país. Foto: AP
Las manifestaciones en diversos lugares de Ecuador se registran en medio del estado de excepción por 60 días ordenado el jueves anterior por el presidente Lenín Moreno. La imagen corresponde a una protesta en San Juan de Pastocalle, Provincia de Cotopaxi, centro del país. Foto: AP

Un hombre murió el domingo en el sur de Ecuador en el quinto día de manifestaciones y bloqueos de carreteras contra medidas de austeridad del gobierno, que dispararon el precio de los combustibles y desataron un estallido social.

“Lamentamos los hechos de violencia que se han generado y que han costado su primera víctima”, expresaron por Twitter las Fuerzas Armadas, que están movilizadas para tratar de restablecer el orden en el marco del estado de excepción por 60 días dispuesto el jueves anterior por el presidente Lenín Moreno.

En desafío a la autoridad, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), la mayor organización de aborígenes, también declaró un "estado de excepción en todos los territorios indígenas".

"Militares y policías que se acerquen a territorios indígenas serán retenidos y sometidos a la justicia indígena (reconocida por la Constitución)", señaló la Conaie el domingo en un comunicado.

El portavoz de la Conaie, Apawki Castro, dijo a la AFP que comunidades indígenas han retenido a uniformados en las provincias de Cotopaxi, Chimborazo e Imbabura, lo que no ha sido reconocido por el Ejecutivo.

Grupos de manifestantes continuaron el domingo bloqueando carreteras en Ecuador. Las protestas se producían en una decena de provincias de la costa y del cordón andino, desde Carchi (norte y fronteriza con Colombia) hasta Loja (sur y limítrofe con Perú), según un reporte del Sistema Integrado de Seguridad ECU 911.

Entre los incidentes, el gobierno reportó que “se encontró a un hombre de 35 años sin signos vitales, víctima de un atropello por un vehículo que aparentemente huía del lugar al ser agredido por manifestantes que mantienen bloqueada la vía pública” en Azuay, al sur del país.

El gobierno de Lenín Moreno enfrenta una ola descontento social después de eliminar subsidios por $1.300 millones a los combustibles en el marco de una cura de austeridad pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un auxilio por $4.209 millones.

El retiro de los subsidios al combustible elevó el jueves en hasta 123% los precios: el galón de 3.79 litros de diésel pasó de $1.03 a $2.30 dólares y el de gasolina regular de $1.85 a $2.40.

Clases suspendidas

Con militares y policías movilizados, el ministerio de Educación señaló el domingo en una nota que “en algunos sitios de la sierra ecuatoriana existen amenazas de paralizaciones y cierres de vías”, por lo que “se ha dispuesto mantener suspendidas las clases" este lunes en esa zona.

La cartera agregó que "la normalidad ha retornado paulatinamente a la gran mayoría de provincias del país".

El bloqueo de carreteras en la parte andina, con presencia de comunidades de indígenas y campesinos, se acentuaron este fin de semana en rechazo la política económica de Moreno, en el cargo desde 2017.

El mandatario ha dicho que no le “tiembla la mano” para tomar decisiones con miras a “erradicar todas esas distorsiones” que existían en la economía con los subsidios a los combustibles, que en los últimos 40 años demandaron unos $60.000 millones.

Las manifestaciones, protagonizadas también por estudiantes, trabajadores y opositores, no cesan a pesar de regir el estado de excepción, que faculta al gobierno medidas como restringir derechos como el de la libre movilidad e imponer la censura previa para la prensa.

El gobierno expresó que se "justifica" un aumento de hasta 10 centavos de dólar en la transportación urbana, resolución final a cargo de los municipios. En Quito el pasaje cuesta 25 centavos. Para el servicio interprovincial el Ejecutivo dispuso alzas de un 30%.

Las protestas en Ecuador, cuya economía afronta serios problemas de liquidez y un alto endeudamiento, dejaban 59 uniformados heridos y 379 manifestantes detenidos, según un balance consolidado del viernes. El Servicio de Gestión de Riesgos había reportado a su vez 14 civiles heridos.

Antes de 2007, el país, con una economía dolarizada, sufrió casi una década de su mayor inestabilidad política y las protestas sociales derivaron en el derrocamiento de tres presidentes, dos de los cuales intentaron ajustes económicos.