AFP . 17 diciembre, 2018

Managua. El propietario del periódico nicaragüense Confidencial, Carlos Fernando Chamorro, interpuso este lunes un recurso de amparo por “la confiscación de equipos e instalaciones” del medio que dirige por parte de la policía.

“Estamos recurriendo a un derecho constitucional por la libertad de prensa y expresión que están siendo aplastados por el cierre de los espacios” a Confidencial y los programa de televisión Esta Semana y Esta Noche, dijo Chamorro el lunes.

El periodista Carlos Fernando Chamorro llegó este lunes al Complejo Judicial Central de Managua para solicitar una apelación para detener la expropiación de su propiedad . Foto: AFP
El periodista Carlos Fernando Chamorro llegó este lunes al Complejo Judicial Central de Managua para solicitar una apelación para detener la expropiación de su propiedad . Foto: AFP

El periodista denunció la semana pasada que nueve policías llegaron armados con fusiles la noche del viernes, dispuestos a ocupar el edificio en el que están emplazados los medios de comunicación de su propiedad, sin que haya una orden de la autoridad competente.

Los policías, además, agredieron a Chamorro y otros periodistas, y ocuparon espacios de organizaciones civiles y de derechos humanos a las que se les retiró su registro legal, según denunciaron el sábado los afectados.

El ingreso de las fuerzas a las instalaciones de Confidencial y las ONG se produjo después que el Ministerio de Gobernación emitiera una resolución por la que los bienes incautados a esos organismos pasarán al Estado con el fin de “crear un fondo de Atención y Reparación Integral para las víctimas de terrorismo”.

El hecho fue condenado por el director de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrau, y la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ACNUDH), Michelle Bachelet, entre otros.

“Esto no solo es un asalto a la libertad de expresión; es un asalto contra el derecho a la privacidad porque no solo se llevaron equipos de trabajo sino documentos personales”, añadió en declaraciones a la prensa fuera del complejo judicial.

Decenas de efectivos antimotines rodearon el edificio judicial y los guardas impidieron entrar a Chamorro. Solo su abogado logró ingresar. El escrito fue admitido por el Tribunal de Apelaciones de Managua.

El periodista y empresario alegó que no hay “ninguna justificación para allanar estos medios de comunicación y confiscarles sus equipos y oficinas” porque no tienen relación con el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), una de las nueve organizaciones de la sociedad civil y derechos humanos a las que se les anuló su estatus legal.

Pese a lo sucedido Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) afirmó que “no tenemos miedo a denunciar la corrupción, los atropellos y los crímenes y llamamos al pueblo a no autocensurarse”.

El periodista dijo que “nos estamos organizando, no voy a indicar donde esta la redacción de Confidencial (...) hemos seguido trabajando y ahí esta el testimonio con las ediciones” después de la ocupación a sus medios de prensa.