AFP . 6 enero
Foto de archivo: cocaína decomisada en Moín, Limón.
Foto de archivo: cocaína decomisada en Moín, Limón.

Las autoridades belgas incautaron en 2020 un total récord de 65,48 toneladas de cocaína, principalmente proveniente de América Latina, en el puerto de Amberes, que se mantiene como el primer punto de ingreso de esta droga a Europa, anunció este martes el ministerio de Finanzas.

Desde las 4,7 toneladas de cocaína interceptadas en 2013, el volumen de droga decomisada de multiplicó por 14, informaron las autoridades. En 2020, el total incautado superó las 62,10 toneladas que se habían registrado en 2019.

Colombia es el principal punto de origen de la cocaína interceptada en Amberes, seguida por Brasil y Ecuador. En Europa, Bélgica es el principal destino de los cargamentos de droga, por delante de España y Holanda.

Desde esos tres países de llegada, la cocaína se distribuye a toda Europa, normalmente diluida hasta conseguir una "pureza de 60%". Así, esas 65 toneladas de cocaína representarían en las calles un valor de unos 7.500 millones de euros, casi 9.000 millones de dólares.

El puerto de Amberes es el segundo mayor de Europa, después de Róterdam, en Holanda.

Según Naciones Unidas, otras 25 toneladas de cocaína destinadas a Bélgica fueron incautadas en los países de origen.