Desastres Naturales

Jardín del Edén iraquí ahora ‘parece un desierto’ por sequía

Grandes zonas de lo que una vez fueron los pantanos de Huwaizah, en la frontera con Irán, ahora están secos y su vegetación amarillenta

Pantanos de Huwaizah. Para alimentar y refrescar a sus búfalos, Hashem Gased debe atravesar 10 kilómetros de tierra calcinada por el sol en el sur de Irak, donde una sequía devasta los míticos Pantanos de Mesopotamia. Lugar del Jardín del Edén bíblico, los pantanos iraquíes se han visto azotados por tres años de sequía, que han rebajado considerablemente el caudal de los ríos y afluentes procedentes de los vecinos Turquía e Irán.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.