AP y AFP. 25 noviembre, 2018
El puente para unir la península de Crimea con Rusia, a través del estrecho de Kerch, estaba en construcción en setiembre del 2017.
El puente para unir la península de Crimea con Rusia, a través del estrecho de Kerch, estaba en construcción en setiembre del 2017.

Moscú. La guardia costera rusa abrió fuego sobre tres naves de Ucrania y las capturó, hiriendo a dos tripulantes tras un tenso enfrentamiento en el mar Negro el domingo frente a la península de Crimea, informó la Armada ucraniana.

Moscú culpó a Kiev de provocar el incidente, que exacerbó las crecientes tensiones entre ambos países desde que el Gobierno ruso se anexó Crimea de Ucrania en el 2014.

A partir de entonces, el Kremlin ha trabajado constantemente para incrementar su zona de control alrededor de la península.

Horas antes el domingo, Rusia y Ucrania intercambiaron acusaciones sobre otro incidente que involucró a los mismos tres navíos, ante lo cual Moscú decidió bloquear el paso a través del estrecho de Kerch, que separa a la península del resto del territorio ruso.

Dos cañoneros ucranianos fueron alcanzados por proyectiles y guardacostas rusos los abordaron, así como a un remolcador, incautándolos, agregó la Armada ucraniana.

El Servicio de Seguridad Federal Ruso, conocido como FSB y a cargo del servicio de guardacostas, dijo tener “evidencia irrefutable de que Kiev preparó y orquestó las provocaciones... en el mar Negro. Pronto se darán a conocer estos materiales”.

El FSB confirmó el lunes por la mañana (hora local) que les disparó a los navíos para obligarlos a detenerse, y luego los incautó."Para obligar a los navíos militares ucranianos a detenerse se usaron armas", declaró el FSB, el cual dijo que “los tres navíos de la Marina ucraniana fueron controlados”.

“Tres miembros del personal ucraniano heridos recibieron atención médica. Sus vidas no están en peligro”, añadió.

La Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) exhortaron a ambas partes a contenerse y a que Moscú libere el acceso al estrecho, que Ucrania utiliza para mover buques a los puertos a ambos lados de la península.

Las autoridades ucranianas señalaron que le habían avisado con anticipación a los rusos que los navíos pasarían a través del estrecho, que conecta al mar Negro con el mar de Azov.

Rusia indicó que los tres navíos ucranianos cruzaron sin autorización a través de aguas territoriales rusas, mientras que Ucrania alegó que uno de sus buques fue golpeado por un navío guardacostas ruso.

El remolcador, que fue embestido, navegaba con los dos cañoneros ucranianos desde Odesa en el mar Negro hasta Mariúpol, un puerto en el este de Ucrania, a través del estrecho de Kerch.

“Navíos de la guardia costera rusa... llevaron a cabo acciones abiertamente agresivas contra barcos de la Armada ucraniana”, expresó esta fuerza naval en un comunicado.

El remolcador sufrió daños en el motor, el casco, la barandilla lateral y un bote salvavidas.

El estrecho de Kerch –sobre el cual pasa el recientemente completado puente Kerch, que une a Crimea con Rusia– es el único acceso al mar de Azov.

El tránsito fue bloqueado con un buque tanque, y docenas de navíos de carga que aguardaban pasar se encontraban varados.

Aunque un tratado del 2003 establece que el estrecho de Kerch y el mar de Azov son aguas territoriales compartidas, Rusia ha estado ejerciendo mayor control sobre ese paso desde el 2015.