Conflictos

EE. UU. y Rusia aumentan tensiones en la ONU por crisis de Ucrania

Moscú intentó impedir la reunión del Consejo de Seguridad del ente internacional, pero 10 de los 15 miembros votaron a favor de la misma.

Moscú. Rusia aseguró este lunes en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que Estados Unidos quiere “agitar la histeria” tras ser acusada de querer incrementar su presencia militar sobre las fronteras de Ucrania.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, manifestó en el Consejo de Seguridad que Rusia va a reforzar sus tropas en la frontera bielorruso-ucraniana en los próximos días. “Tenemos evidencia de que Rusia pretende reforzar su presencia con más de 30.000 soldados cerca de la frontera de Bielorrusia con Ucrania, a menos de dos horas al norte de Kiev para principios de febrero”, afirmó Thomas-Greenfield.

“Si Rusia invade Ucrania, nadie de nosotros podrá decir que no lo vimos venir y las consecuencias serían horribles”, añadió. Sin embargo, el embajador ruso ante la ONU, Vasily Nebenzya, rechazó las acusaciones y dijo que Estados Unidos está generando “histeria” con la convocatoria de la reunión del Consejo de Seguridad para hablar de Ucrania.

Aseguró que ninguna autoridad rusa ha amenazado con invadir la exrepública Soviética y que a los ucranianos les han “lavado el cerebro” con la “rusofobia” de Occidente. Estados Unidos, aseveró, “está azuzando las tensiones y la retórica y provocando una escalada”.

“Las discusiones sobre una amenaza de guerra son provocativas en sí mismas. Prácticamente lo están pidiendo, quieren que ocurra”, zanjó Nebenzya.

Rusia rechaza ser considerada una amenaza para Ucrania, pide garantías de que Kiev no se adherirá a la alianza militar transatlántica OTAN y que Estados Unidos no establecerá nuevas bases militares en los países de la antigua órbita soviética.

El secretario de Estado Antony Blinken tiene prevista una nueva reunión telefónica este martes con su homólogo ruso Sergei Lavrov, el último de una serie de contactos diplomáticos entre Moscú, Washington y Bruselas sobre Ucrania, ante la preocupación creciente de los europeos sobre la seguridad del viejo continente.

El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió este lunes de que Rusia sufrirá fuertes represalias en caso de que Moscú se salga de la vía diplomática. “Seguimos llamando a la diplomacia como el mejor camino a seguir, pero como Rusia sigue acumulando fuerzas en torno a Ucrania, estamos preparados pase lo que pase”, dijo a periodistas en la Casa Blanca

Rusia intentó impedir la reunión del Consejo de Seguridad, pero 10 de los 15 miembros votaron a favor de la misma. Y es que la mayoría de los miembros no se cree que la presencia de las tropas rusas en la frontera con Ucrania no sea en sí una amenaza.

“Esta es la mayor (...) movilización de tropas en Europa en décadas”, advirtió Thomas-Greenfield. “Y mientras hablamos, Rusia está enviando todavía más tropas y armas para unirse a ellas”.

El embajador ucraniano ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, pidió una desescalada a fin de que se reanuden las negociaciones sobre el conflicto en territorio ucraniano con los secesionistas apoyados por Moscú en la región oriental de Donbas.

“Mi presidente ha reiterado recientemente que está dispuesto a reunirse con su homólogo ruso”, comentó Kyslytsya ante el Consejo de Seguridad. “Para Ucrania, la primera prioridad hoy es logar un alto el fuego sostenible e incondicional en Donbas”, agregó.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró que Rusia está reforzando la presencia militar que amenaza a Ucrania. “Describimos los hechos y la realidad, que no se explica ni se justifica el refuerzo militar de Rusia”, mencionó Stoltenberg al diario The Washington Post.

“Por tanto, le toca a Rusia explicar, desescalar. Y que Rusia se comprometa con un diálogo político serio con la OTAN”, declaró. Mientras tanto, Gran Bretaña anunció este lunes un nuevo marco legal que permitirá reforzar las sanciones a Moscú en caso de que ataque a Ucrania.

“Será el régimen de sanciones más duro contra Rusa que hayamos tenido”, sostuvo la ministra de Relaciones Exteriores Liz Truss en el Parlamento. Moscú acusó este lunes a las autoridades británicas de preparar un “ataque abierto contra las empresas” rusas, acusando a los “anglosajones de estar intensificando tremendamente las tensiones en el continente europeo”.

Los analistas advierten de que eventuales sanciones que afecten a los bancos rusos y a las instituciones financieras no solo repercutirían en la vida diaria de los rusos sino que también tendrían consecuencias en las grandes economías y no solo europeas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.