Conflictos

Polonia detiene a un centenar de migrantes en la frontera y acusa a Bielorrusia

Países miembros del G7 pidieron este jueves a Bielorrusia que ponga fin ‘inmediatamente’ a la crisis

Sokolka, Polonia. El Ejército polaco detuvo a un centenar de migrantes cuando intentaban cruzar la frontera desde Bielorrusia en la noche del miércoles al jueves, y acusó a las fuerzas bielorrusas de haber provocado la operación. Los países miembros del G7 pidieron este jueves a Bielorrusia que ponga fin “inmediatamente” a la crisis.

“Pedimos al régimen que ponga fin inmediatamente a su campaña agresiva (...) para evitar nuevas muertes y más sufrimiento”, dijeron en un comunicado conjunto los ministros de Relaciones Exteriores de Reino Unido (que ocupa la presidencia del G7), Francia, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Japón y la Unión Europea.

Además, expresaron su “solidaridad” con Polonia, Lituania y Letonia, víctimas según ellos de una “utilización provocadora de la inmigración ilegal”. Miles de migrantes, principalmente de Medio Oriente, acampan en la frontera entre ambos países, con la intención de llegar a la Unión Europea, de la que forma parte Polonia.

Occidente acusa a Bielorrusia de orquestar la crisis para dividir a la UE y en represalia por las sanciones europeas que han sido impuestas a esta exrepública soviética, lo que desmiente Minsk. La Unión Europea reprocha además a las autoridades bielorrusas de atraer a centenares de personas a esta frontera prometiéndoles que podrán cruzarla fácilmente.

Bielorrusia lo niega y acusa a Polonia de rechazar a estos migrantes, que se encuentran en una situación humanitaria deplorable.

Vuelo de repatriación

Bielorrusia, que afirma querer desactivar la crisis, está preparando un primer vuelo de repatriación voluntaria para migrantes hacia Irak, con unas 200 a 300 personas a bordo. Sobre el incidente fronterizo de esta noche, el ministerio de Defensa de Polonia explicó en Twitter que las fuerzas bielorrusas habían llevado a cabo primero un reconocimiento del lugar y que “muy probablemente” provocaron daños en la alambrada que marca la frontera.

“Entonces, los bielorrusos forzaron a los migrantes a tirar piedras contra los soldados polacos para desviar su atención, mientras algunos centenares de metros más allá, se producía el intento de cruzar la frontera”, explicaron. “Un grupo de unos 100 migrantes fue detenido por los servicios (de seguridad) polacos”, dijo, explicando que el incidente se produjo cerca del pueblo de Dubicze Cerkiewne.

“Las fuerzas bielorrusas dirigieron el ataque”, agregó el Ministerio. Un video difundido por el ministerio muestra a soldados polacos rodeando a un grupo de personas en un área boscosa, en medio de la noche, cerca de la alambrada. El incidente no pudo ser verificado de forma independiente, ya que no se autoriza la entrada de periodistas en la zona fronteriza del lado polaco.

Conversaciones técnicas entre la UE y Bielorrusia

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, que lleva casi tres décadas reprimiendo a sus opositores políticos y a los medios de comunicación independientes, ha hablado en los últimos días en dos ocasiones con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la crisis. Bielorrusia informó el miércoles que ambos líderes acordaron iniciar negociaciones a nivel europeo.

La Comisión Europea confirmó que tendrá “discusiones técnicas” con Bielorrusia sobre la repatriación a sus países de los migrantes que se encuentran en la frontera de la UE con este país. Bielorrusia aseguró que está preparando un vuelo de repatriación voluntaria, que despegaría este jueves a mediodía local desde Minsk, para dirigirse en Irak primero a Erbil y luego a Bagdad.

Varias aerolíneas dijeron por otra parte que están renunciando a volar con migrantes a Bielorrusia. Rusia, aliado de Bielorrusia, acogió con satisfacción el contacto directo entre la UE y Bielorrusia, y volvió a negar cualquier implicación en la crisis. El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el jueves que los dirigentes europeos deben dejar de culpar a Rusia de “todos los males”.

Muere un niño de un año

Los grupos de ayuda dicen que al menos 11 migrantes han muerto desde que comenzó la crisis. Socorristas polacos dijeron este jueves que habían asistido a una pareja siria que había estado en el bosque durante un mes y medio.

“Su hijo de un año murió en el bosque”, aseguró el Centro Polaco de Ayuda Internacional (PCPM) en Twitter. En otro incidentes, un video difundido por guardias fronterizos bielorrusos muestra a un perro de la guardia fronteriza lituana mordiendo a un hombre tumbado en el suelo en un saco de dormir, en la frontera entre ambos países.

Los guardias fronterizos lituanos admitieron el incidente y explicaron que estaban tratando de hacer retroceder a un grupo de migrantes y que los guardias fronterizos no vieron al migrante en el suelo. Polonia estima que hay más de 10.000 migrantes del laso bielorruso y que un grupo grande permanece cerca del paso fronterizo cerrado de Bruzgi-Kuznica.

La Cruz Roja bielorrusa afirma que unos 1.000 migrantes están acampando en un local abandonado cerca de este paso fronterizo y otros 800 en las inmediaciones. El ministro polaco de Defensa Mariusz Blaszczak advirtió el miércoles que la crisis migratoria con Bielorrusia “podría durar meses, incluso años”.

En entrevista con la AFP, Fabrice Leggeri, jefe de la agencia fronteriza de la UE Frontex, declaró que la Unión debe prepararse para hacer frente a más crisis “híbridas” de migrantes, es decir humanitarias pero con objetivos políticos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.