Conflictos

Más de 200 muertos en ataques de bandidos en Nigeria

Centenares de sujetos equipados, a bordo de motocicletas, irrumpieron en una decena de localidades en los distritos de Anka y Bukkuyum

Zamfara. Al menos 218 vecinos y milicianos han muerto en ataques de grupos de bandidos perpetrados desde el miércoles contra comunidades del estado nigeriano de Zamfara, en una de las olas de violencia más cruentas de los últimos meses en el país africano, según el balance recogido por el portal People’s Gazette.

Los bandidos, unos 500 y equipados con armamento avanzado, llegaron en motocicletas y asaltaron las comunidades de Barayar Zaki, Wanu, Rafin Gero, Laho, Lallaho, Kurfar Danya, Dutsin Dan Ajiya, Tungar Geza, Kewaye y Tungar Na More, según recoge por su parte el portal de noticias nigeriano Sahara Reporters.

Tras los ataques, los vecinos han recuperado más de 200 cadáveres de la zona, muchos de ellos agricultores que fueron sorprendidos en sus tierras. Unas 140 víctimas serían milicianos de las autodefensas que fueron enterrados el viernes en Kurfad Danye, según las fuentes consultadas por Sahara Reporters.

Unos 22 cadáveres han sido recuperados en la localidad de Kurfar Danya, ocho en Tungar Geza, seis en Tungar Dan Gayya, cinco en Tungar Toro, cuatro en Abare, tres en Walo, dos en Tungar Isa y uno en Keya, de acuerdo con el recuento de los supervivientes recogido por el ‘Premium Times’.

Los atacantes han provocado además importantes daños materiales, han secuestrado a varias personas y obligado a abandonar sus hogares a miles de civiles, incluidas mujeres y niños, que se han refugiado en la ciudad de Anka.

“Hemos enterrado a un total de 143 personas asesinadas por los bandidos en estos ataques” dijo Balarabe Alhaji, líder comunitario de una de las localidades donde se produjeron las masacres, en el Estado de Zamfara.

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, expresó su indignación por estos ataques contra gente inocente, “un acto de asesinos en masa”. Buhari destacó la labor de las fuerzas militares, “bien equipadas y que se enfrentan eficazmente a estos enemigos de la humanidad”.

Además, pidió paciencia a las comunidades afectadas para que el Gobierno logre “desvanecer y destruir a estos criminales que no respetan la santidad de la vida”.

Por su parte, el gobernador de Zamfara, Bello Matawalle, visitó una base del Ejército en la mañana del sábado y confirmó los ataques.

“El balance de muertos es enorme. Hay cerca de 150 personas asesinadas por los bandidos”, dijo Idi Musa, residente en Kurfa Dany, otra localidad de la zona. Según Musa, los bandidos “se robaron unas 2.000 cabezas de ganado”.

Otro residente, quien solo se identificó por su nombre de pila, Babangida, aludió a un balance similar. Todas las fuentes refirieron haber asistido a entierros en sus aldeas respectivas. En los boletines oficiales, el gobierno califica como ‘actos terroristas’ los ataques que suelen perpetrar los grupos de hombres armados.

En el 2021, los “bandidos” ganaron titulares internacionales con una serie de secuestros de cientos de estudiantes en sus escuelas o colegios. Muchos fueron liberados posteriormente, pero algunos permanecen en manos de sus captores.

Las operaciones policiales y militares se multiplican en el noroeste del país petrolero de Africa. Las fuerzas armadas nigerianas reportaron esta semana la muerte de 537 “bandidos armados y otros elementos criminales”, 374 arrestos desde mayo del año pasado y la liberación de a 452 “civiles secuestrados”.

El grupo liderado por uno de los “bandidos” más conocido, Bello Turji, sufrió el mes pasado numerosas bajas en ataques terrestres aéreos contra sus bases en zonas selváticas. Según el analista Kabir Adamu, de Beacon Consulting Nigeria, las matanzas denunciadas por los residentes pudieron ser una respuesta a esas operaciones policiales y militares. “Muchos bandidos que enfurecidos por las bajas sufridas decidieron desplazarse hacia otras zonas, pudieron haber realizado esos ataques durante sus trayectos”, dijo Adamu a la AFP.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.