Conflictos

Grupo armado saquea cerca de 2.000 toneladas de ayuda alimentaria en Sudán

Alrededor de las 8 p. m. locales se escucharon disparos en la localidad de Al Fasher. Los suministros fueron robados de los hangares donde se almacenaban

Jartum. Un grupo armado saqueó cerca de 2.000 toneladas de ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Darfur, una región del oeste de Sudán devastada por la violencia, dijo el miércoles un responsable a la AFP.

"Estamos evaluando lo que fue robado de los hangares que albergaban alrededor de 1.900 toneladas de alimentos", indicó un funcionario del PMA en Sudán.

El martes por la noche, “alrededor de las 8 p. m. locales, escuchamos numerosos disparos al este de Al Fasher”, capital de Darfur-Norte, informó por teléfono un residente, Mohamed Salem. La semana pasada, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ya había condenado los “saqueos y la violencia” cerca de una antigua base logística de la ONU en Al Fasher, entregada a las autoridades locales a principios de este mes.

Darfur, un vasta región sacudida regularmente por enfrentamientos —en particular provocados por disputas territoriales o por las dificultades de acceso al agua— ha conocido una larga guerra que causó desde 2003 al menos 300.000 muertos y 2,5 millones de desplazados, según la ONU.

Por estas exacciones, la Corte Penal Internacional (CPI) exige juzgar al dictador expulsado del poder en 2019, Omar Al Bashir, por “genocidio” y crímenes contra la humanidad.

La capital de Sudán, Jartum, es escenario de protestas multitudinarias contra el poder, dos meses después de un golpe militar y una represión que dejó 48 muertos. Luego de que la comunidad internacional condenara el golpe, el general Abdel Fattah al Burhan restableció en su puesto al primer ministro Abdalá Hamdok, pero Sudán sigue sin gobierno, condición básica para la vuelta de la ayuda internacional al país, uno de los más pobres del mundo.

Burhan también prometió la celebración de elecciones libres en julio de 2023, las primeras en décadas, pero no logró convencer a los partidarios de un poder civil en Sudán, que lleva casi 65 años seguidos bajo la tutela militar.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.