Conflictos

Nicaragua detiene a exembajador en Costa Rica Mauricio Díaz

Exdiplomático crítico de Ortega fue arrestado este lunes luego de declarar en la Fiscalía

Managua. Mauricio Díaz, exembajador de Nicaragua en Costa Rica, fue detenido este lunes, informó la Policía, elevando a 32 el número de opositores arrestados por el gobierno de Daniel Ortega a menos de tres meses de las elecciones presidenciales.

Díaz fue embajador en San José del 2000 a principios del 2004 durante los gobiernos de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.

“Fue detenido Mauricio José Díaz, quien está siendo investigado por actos que menoscaban la soberanía y la autodeterminación e incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos”, indicó la Policía en un comunicado.

Díaz, exembajador de Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) y en Costa Rica, se desempeñaba en los últimos tiempos como vocal del opositor partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que el viernes pasado fue ilegalizado y excluido de los comicios del 7 de noviembre.

Según CXL, Díaz fue detenido cuando salía de la Fiscalía, donde fue interrogado este lunes como parte de las investigaciones que las autoridades realizan desde mayo pasado en contra de varios opositores y periodistas críticos al gobierno.

Entre los detenidos están siete aspirantes a la presidencia que son acusados en su mayoría por traición a la patria, al amparo de una polémica ley aprobada en diciembre pasado por el oficialismo que castiga con cárcel a quienes promueven sanciones internacionales, menoscaben la soberanía y la injerencia extranjera.

La redada inició el 2 de junio pasado con la detención, bajo arresto domiciliario, de Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), quien figuraba como potencial rival de Ortega.

Ortega, de 75 años, fue nominado hace una semana por su partido para intentar un cuarto mandato consecutivo.

Según sus opositores, el presidente obtendría fácilmente el triunfo tras la detención de la mayoría de sus rivales y luego de que el tribunal electoral, en manos del oficialismo, dejara fuera de la contienda a CxL, la única opositora con apoyo popular que había conseguido inscribir candidatos.

Ortega gobierna Nicaragua desde el 2007 tras dos reelecciones sucesivas. Para ello debió modificar las leyes que le impedían perpetuarse en el puesto.

A la cabeza del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN), el presidente aspira a asentarse en el poder por cinco años más junto con su esposa, Rosario Murillo, de 70 años, quien lo acompaña en la vicepresidencia desde el 2017.

Estados Unidos y la Unión Europea han sancionado al gobierno de Ortega, en protesta por la represión que mantiene contra sus opositores desde el estallido de las manifestaciones antigubernamentales de 2018.

Para el sandinismo, los opositores detenidos son “mercenarios” apoyados por Washington para tratar de derrocar a Ortega.