Conflictos

Detenciones y operación israelí en Cisjordania tras sangriento ataque

Muerte de un guarda eleva a 15 el número de víctimass en ataques anti–israelíes desde el 22 de marzo anterior

Jerusalén. Las fuerzas israelíes llevaron este sábado a cabo detenciones en el norte de Cisjordania ocupada y reforzaron su presencia para hallar a los autores de un sangriento ataque, cometido horas antes y reivindicado por un grupo palestino.

El viernes por la noche, dos asaltantes mataron a tiros a un guardia de unos 20 años frente a uno de los accesos de la colonia israelí de Ariel, ubicada en el norte de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967. No se divulgó la identidad de la víctima.

Los asaltantes huyeron en coche y las fuerzas israelíes lanzaron de inmediato una operación para encontrar a los agresores.

El ataque fue reivindicado el sábado por las Brigadas de los mártires de al–Aqsa, rama armada del partido Fatah del presidente palestino Mahmud Abas.

“Reivindicamos las responsabilidad de la heroica operación en la colonia Ariel en la cual un oficial sionista (israelí, ndlr) murió. Fue llevada a cabo en respuesta a las violaciones cometidas por el gobierno de ocupación en Jerusalén” indica un comunicado del grupo.

Es una alusión a los enfrentamientos entre policías israelíes y palestinos que desde hace dos semanas han dejado cerca de 300 heridos palestinos en torno a la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este, sector palestino de la Ciudad Santa ocupado y anexionado por Israel.

La Explanada de las Mezquitas es considerada el tercer lugar santo para los musulmanes y el más sagrado para los judíos, bajo su nombre “Monte del Templo”.

Presencia reforzada

En el norte de Cisjordania, la presencia de soldados israelíes ha sido reforzada, en especial en los accesos a la localidad palestina de Salfit, vecina de Ariel, indicó el Ejército en un comunicado.

Los soldados han procedido además a detenciones de “sospechosos terroristas” y se han incautado de armas en la localidad palestina de Bruqin, al oeste de Ariel, y en el campo de refugiados de Balata, cerca de Naplusa, precisó el Ejército, que designa como “terroristas” a palestinos sospechosos de haber llevado a cabo ataques o ayudado a cometerlos.

Por otra parte, decenas de palestinos participaron el sábado en los funerales de un palestino de unos 20 años, asesinado a tiros horas antes durante una operación del Ejército israelí en la localidad de Azzoun, a unos 20 kilómetros de la colonia de Ariel.

Interrogada por la AFP, una portavoz del Ejército dijo que la operación en Azzoun está vinculada con la “búsqueda de los terroristas autores del ataque de Ariel”.

Ataques y represalias

La muerte del guardia en la colonia israelí de Cisjordania eleva a 15 el número de muertos en ataques anti–israelíes desde el 22 de marzo, entre ellos un policía árabe–israelí y dos ucranianos. Dos de los atentados fueron cometidos en Tel–Aviv por palestinos originarios de Cisjordania

Tras esos ataques, el Ejército israelí llevó a cabo varias operaciones en Cisjordania, marcadas por sangrientos enfrentamientos.

Desde entonces, un total de 27 palestinos y tres árabes israelíes han muerto (incluidos los autores de los ataques) en enfrentamientos con las fuerzas israelíes.

Unos 475.000 israelíes viven en Cisjordania, en colonias consideradas ilegales por el derecho internacional. Más de 2,8 millones de palestinos viven igualmente en este territorio

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.