Eillyn Jiménez B..   22 abril

El gobierno de Costa Rica hizo un llamado a la calma y al diálogo pacífico y efectivo en Nicaragua, ante la oleada de enfrentamientos que han dejando 28 muertos en los últimos cinco días.

Además, pidió que se respete la libertad de expresión y el derecho a manifestarse de manera ordenada y apegados a la legalidad.

"Hacemos un llamado porque se respeten los derechos humanos de todos los ciudadanos de Nicaragua y a los manifestantes para que ejerzan sus derechos de forma pacífica", manifestó, este domingo por la tarde, el canciller Manuel González Sanz .

Nicaragüenses que viven en Costa Rica participaron en una vigilia por la paz en su país este sábado en la plaza de la Democracia. Foto: AFP
Nicaragüenses que viven en Costa Rica participaron en una vigilia por la paz en su país este sábado en la plaza de la Democracia. Foto: AFP

Las autoridades costarricenses afirmaron que se ha hecho un seguimiento de la situación, bajo el marco de respeto del derecho internacional y de la carta de las Naciones Unidas.

En un comunicado de prensa, la Cancillería explicó que se "hace un vehemente llamado a la paz, al diálogo y la solución pacífica ante el quebranto de la paz social en Nicaragua".

Además, lamentaron la pérdida de vidas humanas y expresaron su solidaridad con las víctimas y el pueblo nicaragüense.

Posted by Ministerio Relaciones Exteriores y Culto on Sunday, April 22, 2018

La institución activó desde este domingo un comité de emergencias que funciona tanto en Costa Rica como en Nicaragua, con el objetivo de auxiliar a los costarricenses que están en suelo pinolero.

Hasta ahora, las autoridades ticas solo reportan a una tica radicada en Nicaragua afectada por las protestas. Se trata de la activista Ana Quirós, quien sufrió una lesión en una de sus manos y requiere de una cirugía para reparar el daño.

Desde el sábado el Ministerio de Relaciones Exteriores recomendó a los costarricenses evitar desplazarse a Nicaragua, mientras en ese país continúen los enfrentamientos.

Este domingo en horas de la tarde, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anuló las reformas al sistema de pensiones que detonaron los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales.

Las protestas fueron convocadas por universitarios, jubilados y vecinos y poco a poco se extendieron por todo Nicaragua.

El mandatario dijo que ahora lo que procede es abrir una mesa de diálogo para fortalecer la seguridad social a mediano y largo. No obstante, advirtió de que no se admitirán condicionamientos a esas conversaciones.