Conflictos

Biden amenaza a Putin con sanciones económicas si invaden Ucrania

Pese al temor europeo de que Putin corte el suministro de hidrocarburos, Estados Unidos amenazó con sanciones. El gas natural ruso representa el 40% del suministro de la Unión Europea

Washington. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este martes que considerarían imponer sanciones económicas personales contra Vladimir Putin si el mandatario ruso ordena un nuevo ataque contra Ucrania. “Sí, lo revisaría”, dijo Biden al ser preguntado por periodistas en Washington.

Además, la Casa Blanca advirtió que impondrá sanciones “masivas” si Rusia ataca a Ucrania, incluida una restricción a la exportación de alta tecnología, y afirmó que intentar convertir en arma su industria de petróleo y gas sería contraproducente para el Kremlin.

“Estamos preparados para imponer sanciones con consecuencias masivas” que van mucho más allá de las aplicadas en 2014, cuando Moscú anexionó Crimea, afirmó un alto cargo de la Casa Blanca que pidió el anonimato. “Ya no se trata de una respuesta gradual. Esta vez comenzaremos por la parte superior de la escala (de sanciones) y nos quedaremos en ella”, amenazó.

Estados Unidos planea, según esta fuente, prohibir la exportación a Rusia de tecnología estadounidense y “potencialmente algunos productos fabricados en el extranjero que entran dentro de las regulaciones estadounidenses”.

“Las opciones de control de exportaciones que estamos considerando con nuestros aliados asestarían un golpe duro a las ambiciones de (el presidente Vladimir) Putin de industrializar su economía y afectaría a áreas que son importantes para él, por ejemplo, la inteligencia artificial, las computadoras cuánticas, la defensa, el aeroespacial y otros sectores clave”, detalló el funcionario.

También aseguró que Rusia se vería afectada por fuertes sanciones financieras y que, en este ámbito, hay una “convergencia alentadora” con los europeos.

El presidente estadounidense Joe Biden ya dio a conocer que evalúa prohibir a los bancos rusos las transacciones en dólares, la moneda imperante en el comercio internacional. El funcionario también mencionó un punto delicado: el suministro de hidrocarburos rusos, y en particular de gas natural.

Los europeos temen que Rusia cierre el grifo. Y es que el gas natural ruso supone más del 40% del suministro de la Unión Europea. “Creemos que estamos preparados para encontrar suministros alternativos que cubran una mayoría significativa de los posibles cortes” en la entrega de gas ruso, y esto hasta la primavera, aseguró Biden.

“Trabajamos con países y empresas de todo el mundo para garantizar la seguridad del suministro y atenuar el impacto en los precios”, añadió el mandatario.

Washington y los europeos buscan “identificar volúmenes adicionales de gas natural (...) proveniente de varias partes del mundo, el norte de África, Oriente Medio, Asia y Estados Unidos”.

El presidente norteamericano aseguró además que usar la energía como arma podría perjudicar a Vladimir Putin: Rusia “necesita los ingresos del gas y el petróleo al menos tanto como Europa precisa sus suministros energéticos”.

Estados Unidos aumenta la presión sobre Moscú, con la esperanza de disuadirle de atacar a Ucrania y ha puesto en alerta a miles de soldados estadounidenses para reforzar las tropas de la OTAN. Las fuerzas armadas rusas lanzaron el martes una nueva serie de maniobras cerca de Ucrania y en la Crimea anexionada.

Amenaza a Bielorrusia si ayuda a invadir Ucrania

Estados Unidos advirtió a Bielorrusia que su gobierno también enfrentará represalias si ayuda a Rusia a invadir a la vecina Ucrania.

“También hemos dejado claro a Bielorrusia que si permite que su territorio sea usado para un ataque a Ucrania, se enfrentará a una respuesta rápida y decisiva de Estados Unidos y nuestros aliados y socios”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, a periodistas.

“Si se produjera una invasión desde Bielorrusia, si las tropas rusas se estacionaran permanentemente en su territorio, la OTAN podría tener que reevaluar nuestra propia postura de fuerza en los países que limitan con Bielorrusia”, puntualizó Price.

El hombre fuerte de Bielorrusia desde hace tiempo, Alexander Lukashenko, es un aliado del presidente ruso, Vladimir Putin, y ha sofocado protestas masivas que cuestionan la legitimidad de su elección.

Lukashenko anunció el mes pasado que Rusia realizará ejercicios militares con Bielorrusia, lo que llevó a Estados Unidos a advertir que armas nucleares podrían ingresar al país. La maniobra se produce mientras Rusia ubica decenas de miles de tropas en sus fronteras con Ucrania, lo que genera advertencias occidentales sobre una eventual invasión del país afín a occidente.