Conflictos

Afganistán asegura que disparos de fuerzas paquistaníes dejaron cerca de 50 muertos

Desde que los talibanes regresaron al poder en Afganistán el año pasado, las tensiones fronterizas entre ambos países aumentaron.

Kabul. Los disparos del ejército paquistaní en el este de Afganistán dejaron cerca de 50 muertos el sábado, según nuevas cifras publicadas por las autoridades afganas el domingo, y Pakistán exigió a Kabul “tomar medidas” contra los militantes que atacan su propio territorio.

Desde que los talibanes regresaron al poder en Afganistán el año pasado, las tensiones fronterizas entre ambos países aumentaron. Pakistán afirma que grupos armados, como Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), atacan a su territorio desde el lado afgano de la frontera.

“Cuarenta y un civiles, en su mayoría mujeres y niños, murieron y 22 resultaron heridos en los bombardeos aéreos de las fuerzas paquistaníes cerca de la línea Durand en la provincia de Khost”, declaró Shabir Ahmad Osmani, director de información y cultura en Khost.

Otros dos funcionarios confirmaron la cifra de muertos en Khost. Otro alto cargo afgano dijo el sábado que seis personas habían muerto en la provincia de Kunar.

“Helicópteros paquistaníes bombardearon cuatro aldeas cerca de la línea Durand en la provincia de Khost. Destruyeron viviendas civiles y ha habido víctimas”, destacó el funcionario, que pidió el anonimato.

“Todos los objetivos eran civiles inocentes que no tenían nada que ver con los talibanes o el gobierno”, dijo a la cadena Rasool Jan, un residente de Khost.

Cientos de civiles se manifestaron el sábado en Khost, gritando lemas antipaquistaníes, según fotografías obtenidas por la AFP.

Najibullah, funcionario del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio de Afganistán, dijo que el número de muertos por estos ataques había aumentado a 48 en la provincia de Khost.

“Veinticuatro personas fueron asesinadas en una familia”, dijo.

Jamshid, un líder tribal de la provincia de Khost, también estimó el número de muertos en más de 40.

El ejército paquistaní no confirmó haber lanzado estos ataques. Este domingo, Islamabad pidió al gobierno afgano “que proteje la región fronteriza entre Pakistán y Afganistán y que tome medidas severas contra los individuos involucrados en actividades terroristas en Pakistán”.

“Pakistán, una vez más, condena enérgicamente a los terroristas que operan impunemente desde suelo afgano para llevar a cabo actividades en Pakistán”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

El jueves, siete soldados paquistaníes fueron asesinados en el distrito de Waziristán del Norte por “terroristas que operan desde Afganistán”, dijo el ministerio.

Los talibanes afganos niegan dar cobijo a militantes paquistaníes y denuncian la valla que Islamabad está levantando para proteger los más de 2.000 kilómetros de frontera, conocida como línea Durand, nombre heredado de la época colonial.

El sábado, el gobierno lanzó una advertencia a Pakistán. “Estamos utilizando todas las opciones para evitar que se repitan [esos ataques] y exigimos que se respete nuestra soberanía. La parte paquistaní debe saber que si estalla una guerra, no será en interés de ninguna de las partes”, dijo el portavoz del gobierno, Zabihullah Mujahid, en un mensaje de audio.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.