Centroamérica

Nicaragua nacionaliza dos colaboradores de expresidente Juan Orlando Hernández

Los exministros nacionalizados están señalados por corrupción en Honduras y se desconoce si se encuentran en territorio nicaragüense.

Managua. El gobierno de Daniel Ortega otorgó el viernes la nacionalidad nicaragüense a dos exministros de Juan Orlando Hernández, expresidente de Honduras extraditado en abril a Estados Unidos para ser juzgado por narcotráfico.

“Se otorga la nacionalidad nicaragüense al ciudadano Ebal Jair Díaz Lupian, originario de la República de Honduras (...) gozará de los derechos y prerrogativas que las leyes le conceden”, indicó una resolución publicada en La Gaceta, diario oficial.

Otra igual se emitió para Ricardo Cardona, de 60 años, quien fue ministro de la Presidencia así como Ebal Díaz, de 48 años, quien asumió ese cargo durante otro periodo y era considerado brazo derecho del exmandatario. Ambos están señalados por corrupción y se desconoce si se encuentran en territorio nicaragüense.

Díaz, pastor evangélico, ha sido señalado por el independiente Consejo Nacional Anticorrupción de Honduras (CNA), órgano fiscalizador de la sociedad civil, de irregularidades en su gestión. Uno de los señalamientos responde a un fallido proyecto social de viviendas, para damnificados de los huracanes Eta y Iota, en 2020, conocido como casas de contenedor. Él ha rechazado los cargos.

“Hay investigaciones en curso” contra Díaz en la Fiscalía, aseguró el vocero de la entidad, Yuri Mora, sin dar detalles. En la lista de nacionalizados aparecen otros tres ciudadanos hondureños. De acuerdo con la prensa de Honduras, dos de ellos son familiares del exministro Cardona, cuya labor también ha sido cuestionada por el CNA.

Ambos funcionarios trabajaron durante la gestión del expresidente Hernández, quien en abril de este año fue extraditado a Nueva York para ser procesado por narcotráfico. “Tony” Hernández, hermano del exmandatario, cumple cadena perpetua en Estados Unidos por el mismo delito, mientras que el exjefe de la Policía, Juan Carlos Bonilla, también fue extraditado a Estados Unidos, señalado como colaborador de ambos.

“El Estado de Honduras ha actuado con mucha lentitud en el caso de estos exfuncionarios y estos políticos sospechosamente han abandonado el país para asegurar su impunidad”, afirmó a la prensa el analista político Raúl Pineda.

“Se pudo haber actuado antes porque ya se tenía la información que un grupo de políticos hondureños se había trasladado a una región de Nicaragua”, agregó. El gobierno de Nicaragua ha concedido anteriormente la nacionalidad a los expresidentes salvadoreños Mauricio Funes y Salvador Sánchez Céren, ambos acusados de corrupción en su país.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.