Óscar Rodríguez. 21 agosto
El cálculo del pago del impuesto sobre el traspaso de bienes inmuebles se hace, desde el pasado 10 de agosto, con el valor inscrito ante el Registro Nacional y no el valor fiscal desactualizado. Foto: Jeffrey Zamora
El cálculo del pago del impuesto sobre el traspaso de bienes inmuebles se hace, desde el pasado 10 de agosto, con el valor inscrito ante el Registro Nacional y no el valor fiscal desactualizado. Foto: Jeffrey Zamora

El valor fiscal de los bienes inmuebles se actualizará automáticamente cada día, para efectuar el calculo del impuesto sobre el traspaso de terrenos, viviendas o edificios.

También cuando haya segregaciones de terrenos y traslado de hipotecas, informaron este martes el Ministerio de Hacienda y el Registro Nacional.

Ambas entidades firmaron un convenio, el pasado 9 de agosto, que permite a la Dirección General de Tributación actualizar el valor de los inmuebles con base en los testimonios de las escrituras públicas cuando se inscriben en el Registro. Dicho trámite se efectúa de esa manera desde el 10 de agosto pasado.

Tal situación permitirá al fisco elevar la recaudación del impuesto al traspaso de bienes inmuebles en al menos ¢8.000 millones para el segundo semestre de este año, según estimaciones de Tributación.

“Con este convenio, logramos ser más eficientes como Estado en mantener actualizados los valores fiscales de los bienes inmuebles, lo que nos permitirá una mejora en la recaudación. Estamos hablando de que en la mayoría de los casos se tramitarán los traspasos con los valores contractuales”, explicó Fabiola Varela, directora del Registro Nacional.

Según datos del Registro Nacional, entre el 1. ° de enero y el 10 de agosto de este año ingresaron 42.261 compra-venta de fincas completas, de las cuales solo 17.219 pagaron el impuesto de transferencia por su valor contractual.

Esto representó ¢4.150 millones más que si se hubieran pagado con el valor fiscal sin actualizar, según la entidad pública.

En el caso de las hipotecas, en el mismo periodo, ingresaron al Registro 36.142, de las cuales 19.697 incluyeron un valor comercial mayor al valor fiscal.

Dicha medida generó un ingreso adicional al fisco de ¢4.731 millones, frente al costo fiscal desactualizado.