Política Económica

Tasa Libor dirá adiós a final de 2021 después de 45 años

Cinco indicadores de la tasa continuarán calculándose hasta mediados de 2023. Discontinuidad de índice referencia se generó al descubrirse manipulación por parte de bancos.

El índice Libor, que sirve de referencia para contratos financieros por un valor estimado de $230 billones, iniciará su despedida de los mercados con la llegada del Año Nuevo, cuando cesará la publicación de la gran mayoría de indicadores disponibles que ya no serán aceptados como referencia para nuevos préstamos.

Según la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) de Reino Unido, a partir del 1. ° de enero de 2022, un total de 24 de las 35 configuraciones del Libor actuales “dejarán de estar disponibles”, mientras que para las restantes se han establecido distintos plazos para su retirada gradual, que culminará a mediados de 2023 con el abandono de cinco referencias en dólares.

El proceso de retirada del Libor se inició de manera oficial, en 2017, tras alcanzarse un acuerdo con los 20 bancos que componían el panel de entidades que elabora el índice, así como con bancos centrales y reguladores, para llevar a cabo una transición ordenada y reducir los riesgos y costes del cambio.

La razón fundamental esgrimida en su momento por el supervisor financiero británico para poner fecha de caducidad al Libor fue la ausencia de actividad en una serie de mercados subyacentes, lo que cuestionaba la representatividad del índice, así como la apuesta por referencias basadas sobre transacciones, especialmente tras el escándalo desatado, en 2012, al descubrirse la manipulación de la referencia por los bancos.

Como fórmula para facilitar la transición gradual y ordenada, aún seguirán en vigor, durante 2022, media docena de referencias Libor en libras esterlinas y yenes, aunque el cálculo de las mismas se llevará a cabo de manera “sintética”, sin depender de las contribuciones de los bancos panelistas, aunque no se permitirá su uso para nuevos contratos y operaciones más allá de la liquidación de derivados.

De su lado, cinco indicadores Libor en dólares continuarán calculándose mediante contribuciones de bancos panelistas, hasta mediados de 2023, aunque el uso de estas referencias en nuevos contratos estará restringido “con excepciones limitadas”, en línea con las recomendaciones del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB).

No obstante, el FSB advertía, en noviembre pasado, de que el hecho de que algunas tasas Libor denominadas en dólares se sigan publicando hasta el 30 de junio de 2023 “solo se hace con la intención de que permitir que los contratos antiguos venzan”, por lo que expresó su oposición a dichas referencias sean utilizadas en nuevos contratos.

El supervisor financiero del Reino Unido junto al Banco de Inglaterra impulsan, desde 2017, la transición de los usuarios de mercados Libor en libras hacia tasas de referencia libres de riesgo, señalando a la Sterling Overnight Index Average (Sonia) como su tasa libre de riesgo preferida para los mercados de libras esterlinas.

Esta tasa, administrada por el Banco de Inglaterra, ofrece una alternativa robusta al Libor al estar vinculada a los tipos de interés a un día en los mercados mayoristas, por lo que se acerca a una medida libre de riesgo de los costes de los préstamos, según la FCA.

“La tasa es sólida y está anclada a un mercado subyacente activo y líquido. Puede capitalizarse durante un período de préstamo para producir una tasa de interés a plazo”, señaló el supervisor británico.

“Es una de las mayores transiciones en los mercados financieros en décadas”, dijo Dixit Joshi, tesorero de Deutsche Bank, al diario Financial Times, añadiendo que se trata de “un hito para los reguladores sobre las lecciones aprendidas desde la gran crisis financiera”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.