Política Económica

Moody’s y Fitch advierten obstáculos en el gobierno de Rodrigo Chaves para aprobar leyes

Agencia Moody’s calificó de”sorpresiva” la victoria del exministro de Hacienda en las elecciones presidenciales de Costa Rica

Moody’s y Fitch, agencias estadounidenses de calificación de riesgo, consideran que la administración del presidente electo Rodrigo Chaves enfrentará dificultades en la Asamblea Legislativa, para la aprobación de propuestas legales, porque el Partido Progreso Social Democrático (PPSD) contará solo con 10 de 57 diputados.

“Significa que el presidente electo tendrá que construir coaliciones con otros partidos políticos para gobernar, lo que ha sido un desafío importante para las administraciones anteriores, y el éxito en este frente probablemente tendrá una fuerte influencia en las perspectivas crediticias de Costa Rica”, sostuvo Gabriel Torres, analista principal de riesgo soberano de Moody’s.

Por su parte, Carlos Morales, director de análisis para América Latina de Fitch, consideró que la división en el Congreso, con seis fracciones legislativas, estará entre los grandes retos para la próxima Administración.

“Los principales retos para el próximo gobierno serán (...) lograr acuerdos en el Congreso a fin de prevenir que la fragmentación política resulte en retrasos de reformas que mejoren la posición fiscal del gobierno y aprobaciones de deuda externa, incluyendo préstamos multilaterales”, dijo a La Nación.

Morales añadió que el respeto de la regla fiscal y mantener la senda de la sostenibilidad de la deuda gubernamental son aspectos claves para el análisis de la nota de riesgo brindada a Costa Rica.

Al margen de los desafíos del nuevo gobierno, el analista de Moody’s calificó de “sorpresiva” la victoria en segunda ronda del exministro de Hacienda sobre el candidato liberacionista, José María Figueres. Chaves obtuvo el 52,84% de los votos válidos emitidos en el balotaje de este domingo 3 de abril, lo cual significaron 1.018.454, según el corte 12 dado por el Tribunal Supremo de Elecciones, el lunes al mediodía.

En tanto, el candidato verdiblanco obtuvo el apoyo de 908.816 personas, lo cual significa un 47,16% de los sufragios emitidos.

Torres agregó que esperan un respaldo del próximo gobierno a los acuerdos y reformas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en marzo del 2021, por parte del gobierno de Carlos Alvarado.

“El exministro de Hacienda Rodrigo Chaves (PSD - Partido Progreso Social Democrático) logró una sorpresiva victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Costa Rica, derrotando al expresidente José María Figueres”

—  Agencia calificadora Mood'y

Sobre la revisión del acuerdo con el FMI, Morales destacó que la calificadora se centra en el resultado final y el objetivo de fortalecer la consolidación fiscal del país. “Si se decide modificar algunos rubros del programa, pero se mantiene el compromiso con las metas de reducción del déficit fiscal, no necesariamente será una amenaza para lograr la estabilidad de la deuda pública como porcentaje de la producción”, subrayó.

Morales agregó que las proyecciones de la agencia apuntan a una reducción del endeudamiento, en relación al producto interno bruto (PIB), si se cumple con la regla fiscal y las metas del programa con el FMI.

Entre finales del 2021 y el primer trimestre de este año, ambas calificadoras mejoraron la perspectiva de riesgo de Costa Rica. Fitch la cambió, el pasado 11 de marzo, debido a una recuperación significativamente mejor de la prevista en la situación fiscal y la actividad económica en el 2021, luego del shock asociado con la pandemia.

Esta agencia mantuvo la nota “B” a Costa Rica porque aún refleja debilidades en las finanzas públicas y un estancamiento político en la aprobación de reformas fiscales. Según la metodología de la entidad, esa calificación implica que existe un considerable riesgo de impago si la situación financiera del emisor varía notablemente.

Entre tanto, el pasado 8 de diciembre, Moody’s modificó la perspectiva de la calificación de riesgo de Costa Rica al pasarla de “negativa” a nivel “estable”, y reafirmó la nota actual de largo plazo en B2, a raíz de una reducción del déficit fiscal del Gobierno Central y la recuperación de la economía del país.

La agencia explicó, en ese momento, que para el 2021 pronosticaba un déficit fiscal del Gobierno Central de 5,8% del producto interno bruto (PIB), lo cual significa una disminución de 2,3 puntos porcentuales (p. p.) del resultado financiero del 2020, que fue del 8,1% de la producción. Además, implicó una baja en las previsiones dadas por Moody’s, a principios del 2021, que esperaba un déficit fiscal del 7% del PIB.

“Los menores déficits son el resultado de un crecimiento económico más rápido y mayores ingresos. Estas tendencias han apoyado una reducción en las necesidades generales de financiamiento del gobierno, lo que alivia las presiones de refinanciamiento”, destacó la agencia.

Para Moody’s es clave el respaldo del Gobierno y la aprobación en el Congreso de los proyectos pactados con el FMI, en marzo pasado, que darán acceso a un financiamiento por $1.778 millones en condiciones favorables de tasas de interés.

Nota del editor: Esta información se actualizó a las 5:30 p. m. con las respuestas de Fitch.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.