Marvin Barquero. 14 mayo
Roberto Azevêdo estaba en su segundo periodo al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Luego de siete años en el cargo renunció exactamente un año antes de concluir el plazo. Foto: AFP / Fabrice Cofrini
Roberto Azevêdo estaba en su segundo periodo al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Luego de siete años en el cargo renunció exactamente un año antes de concluir el plazo. Foto: AFP / Fabrice Cofrini

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevêdo, anunció su renuncia al cargo este 14 de mayo y dijo que dejará el puesto el próximo 31 de agosto.

La decisión se anuncia en un corto comunicado en la página web de la OMC.

El funcionario estaba en su segundo periodo de cuatro años al frente de la organización, el cual acortó exactamente en un año, pues vencía en agosto del 2021.

El jerarca del organismo multilateral del comercio anunció su renuncia durante una reunión virtual, este 14 de mayo del 2020, con la participación de los 164 representantes de los países miembro de la organización.

“Es una decisión personal, una decisión familiar, y estoy convencido de que esta decisión sirve a los mejores intereses de esta organización”, declaró en la reunión virtual.

La ministra costarricense de Comercio Exterior (Comex), Dyalá Jiménez, explicó que ahora el Consejo General de la OMC, órgano decisorio de más alto nivel de la organización y compuesto por representantes -generalmente embajadores- de todos los miembros, designará a uno de los directores generales adjuntos existentes para que actúe como director general interino hasta el nombramiento del sustituto.

Mientras, el presidente del Consejo General iniciará, tan pronto como sea posible, el proceso para el nombramiento del nuevo director del organismo mutilateral,

De acuerdo con el comunicado oficial de la OMC, el brasileño dijo que adelantar su partida permitiría a los miembros seleccionar a su sucesor en los próximos meses, sin desviar la energía política y la atención de los preparativos para la Duodécima Conferencia Ministerial, que se celebrará en el 2021.

La conferencia ministerial estaba prevista del 8 al 11 de junio de ese año, pero debido a la pandemia del nuevo coronavirus se trasladó al 2021.

Sin embargo, Azevêdo se va en medio de una polémica con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya consecuencia es la paralización del Órgano de Apelaciones de la OMC, considerado como el corazón del organismo, cuyos miembros se debieron renovar en diciembre pasado.

El bloqueo de Estados Unidos a ese tribunal de siete miembros se inició hace más de dos años, cuando se negó a nombrar a miembros que terminaban el mandato, hasta que el 10 de diciembre del 2019 ya no contó con el quorum.

En la OMC las decisiones se toman mediante consenso de los 164 miembros y no por mayoría.

Este comité era la última instancia de resolución luego de los falles del Órgano de Solución de Diferencias y se estima fundamental para países más pequeños y con menor participación en el comercio mundial en eventuales conflictos con grandes jugadores del intercambio mundial de mercancías.

Mientras tanto, Azevêdo insistió en la necesidad de dar tiempo para escoger a su sucesor. “Debemos darle a mi sucesor el tiempo suficiente. Planear, junto con ustedes, el camino no solo para la conferencia ministerial, sino también para ver cómo esa conferencia encaja en sus planes para el futuro de la Organización”, dijo a los representantes de los países miembros, según el comunicado oficial.

“Cuanto antes asuma el nuevo director general, mejor”, enfatizó.