Por: Patricia Leitón.   1 abril, 2017

San José

Johnny Vargas trabaja en Florida Bebidas, una de las empresas de Florida Ice & Farm y Adriana Montero en el Grupo Purdy.

Johnny Vargas tiene 20 años de casado, y dos hijos. Con el programa de oportunidades ha podido salir de deudas y organizar sus finanzas.
Johnny Vargas tiene 20 años de casado, y dos hijos. Con el programa de oportunidades ha podido salir de deudas y organizar sus finanzas.

Aunque son trabajadores que tienen un trabajo estable y formal, ambos tenían deudas que les impedían cubrir sus necesidades y las de sus familias.

Vargas y su esposa, de 20 años de casados, tienen una hija de 19 de años y un hijo de 15 años.

Adriana Montero labora en Purdy Motor y fue beneficiada con el programa Purdy Oportunidades, con el cual logró reducir sus deudas. Purdy es una de las primeras empresas en aplicar el índice de pobreza multidimensional empresarial.
Adriana Montero labora en Purdy Motor y fue beneficiada con el programa Purdy Oportunidades, con el cual logró reducir sus deudas. Purdy es una de las primeras empresas en aplicar el índice de pobreza multidimensional empresarial.

"Hubo un momento en el cual, cuando estábamos apretadillos, como normalmente todo tico, llegó Florida con la ayuda, yo no sabía, mi jefe me pidió los datos personales, yo no sabía ni para qué era, ya después me llevé la sorpresa que era que estaban haciendo Florida Oportunidades para ayudar a los empleados", contó Vargas.

Eso fue hace dos años y medio que empezó el programa. Con ayuda económica y un padrino que le ayudó a acomodar sus deudas, a tener prioridades para gastar y hacer un presupuesto, hoy Vargas solo tiene una deuda.

(Video) Empresas combaten la pobreza entre sus trabajadores

"Tenía varias deudas que no me dejaban respirar al punto de que llegamos a tener problemas en mi casa por lo mismo, esa es la parte fea que no me gusta acordarme, tan feo que le puedo decir: que había veces que no podía darle merienda a mis hijos", relató el trabajador.

"Con el programa y aprendiendo a ahorrar para cancelar deudas fuimos otra vez encontrándonos y enamorándonos más otra vez, los cuatro, del estrés que yo tenía lo que les transmitía a ellos era terrible", dijo Vargas.

Actualmente, comentó Vargas, le están apoyando en los trámites para un bono de vivienda, lo cual lo tiene muy contento.

Montero, por su parte, es casada y aún no tiene hijos, pero al igual que Johnny, vivió la angustia de que las cuentas no daban.

"Hace tres años que mi esposo y yo tuvimos una crisis económica y nosotros creímos que esto lo podíamos resolver con tarjetas de crédito y préstamos personales, al principio esto se pudo lograr, pero llegó el momento en que se hizo una bola de nieve", contó el martes pasado en su oficina.

"En esto uno se llena de ansiedad, de preocupación, de estrés, de un poquito de amargura, hay problemas de familia, matrimoniales, nosotros de momento dichosamente no tenemos hijos, pero el presupuesto siempre se ve afectado", añadió.

En medio de su angustia acudió a la psicóloga de la empresa y le comentó lo que le sucedía, quien le sugirió el programa Purdy Oportunidades.

"Gracias a este programa hoy mi esposo y yo tenemos esperanza, tenemos una meta por cumplir, y un sueño por lograr, estamos prácticamente finalizando de pagar las deudas, estamos reinventándonos, y estamos logrando muchas cosas en menos del tiempo que nosotros esperábamos", contó Montero.

Ella tiene dos años de estar en el programa y en el "Taller de la Hormiga" y con la ayuda de una compañera, aprendió sobre cómo negociar con los bancos, a redirigir los gastos y tener un presupuesto y no romperlo.

"Aprendí el efecto de la bola de nieve, yo lo veo cada mes, cuando voy a pagar puntualmente, puede funcionar para un lado, pero también para el otro", comentó.