Negocios

Redes 5G se enfocan en los negocios y por eso los obliga a prepararse para mantener competitividad

La tecnología está en rápido despliegue global y acelerará las nuevas aplicaciones de negocios

Con las redes de quinta generación (5G) las empresas de distintos sectores deberán poner más atención, pues la nueva tecnología se orienta al uso en los negocios, haciendo posible aplicaciones de la llamada “Revolución 4.0”, si bien los usuarios también disfrutarán de sus altas velocidades.

La tecnología 5G está en rápido despliegue global —ya operan 143 redes comerciales con más de 229 millones, según la entidad 5G Americas— y acelerará las nuevas aplicaciones, al tiempo que profundizará otras existentes, incrementando la competitividad de las empresas y los países.

“Las redes 5G marcarán un cambio de paradigma en nuestro mundo interconectado, un cambio radical cuando lo comparamos con el paso de 3G a 4G”, afirmó Adolfo Cruz, directivo de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) y CEO de Next Curve.

Las anteriores tecnologías móviles (de TDMA y GSM, pasando por 3G y a las de cuarta generación o 4G) eran básicamente para servicios de llamadas, de texto y de datos, de absoluta incumbencia para los operadores y de interés para usuarios y empresas en la medida que permitían sucesivas novedades en facilidades de consumo.

La tecnología 5G se combina con otras tecnologías —Internet de las cosas (IoT), inteligencia artificial, aprendizaje de máquina, big data y wifi 6.0— para el desarrollo de redes privadas y aplicaciones de todo tipo, incluyendo el uso de la realidad aumentada (combina escenarios reales con objetos y acciones virtuales).

“Permitirá innovar a velocidades sin precedentes, provocando una verdadera revolución en la industria, la construcción, los servicios y en todas las actividades humanas”, afirmó Ronald Bolaños, presidente del Consorcio de Internet de las Cosas (CIoT), un grupo de firmas locales que brinda soluciones en esta tecnología.

¿Qué es?
Características de la tecnología de 5G:
Velocidad: Hasta 10 Gbps (de 10 a 100 veces más rápido que las actuales redes 4G y 4.5 G).
Latencia: De un milisegundo, haciendo posible gestión de aplicaciones y dispositivos en tiempo real y de realidad virtual y aumentada.
Conexión masiva: Soporta cerca de un millón de dispositivos interconectados (sensores y equipos) a una red, por kilómetro cuadrado.
Disponibilidad: Altísima disponibilidad y confiabilidad del 99.999%.
Consumo de batería: Una reducción de hasta el 90% en el consumo de energía, haciendo posible que los dispositivos optimicen el uso de baterías con hasta 10 años de duración para dispositivos IoT.
Fuente: Camtic

En Costa Rica actualmente el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) solicitó una consulta pública para identificar el interés de las empresas en una subasta de frecuencias. El sector cuestiona la exclusión de bandas necesarias que están sin uso, concentradas por el Instituto Costarricense de Electricidad. El informe que deberá elaborar la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), sobre los resultados de esa consulta, aún está pendiente.

En otros mercados las experiencias se afianzan. En EE. UU. un experimento sobre tráfico inteligente mostró una disminución del tiempo de viaje (en 40%) y de las emisiones contaminantes (20%).

En España y Asia (en Corea del Sur, Singapur, Hong Kong, China y Japón) se utilizan aplicaciones en entretenimiento (con realidad virtual y aumentada), ciudades inteligentes, vehículos autónomos, gestión de iluminación, energía y residuos, medición de calidad del aire y control remoto de maquinaria en minas.

Aplicaciones

El atraso en el país no debe hacer que las empresas se desentiendan. La nueva tecnología utiliza frecuencias que permiten mayores velocidades (hasta 10 veces más rápida que 4G), baja latencia y la conexión de gran cantidad de dispositivos (sensores, equipos y hasta vehículos) simultáneamente en cada celda.

Junto con las otras tecnologías, las redes 5G aceleran, amplían y profundizan la automatización. “Abre la puerta a nuevas aplicaciones para facilitar y optimizar la vida cotidiana”, dijo Gilles Maury, líder regional de tecnología de Deloitte.

El despliegue de la infraestructura (antenas, fibra óptica, equipos de transmisión de señal) corresponde a los operadores de telecomunicaciones (tanto de telefonía como de Internet fijo y otros), que asumen la inversión principal. Pero ahora hay más participantes.

Las firmas desarrolladoras de software y servicios en la nube se encargan del desarrollo de aplicaciones web y móviles, mientras otros proveedores o las compañías de cada sector —con concesiones de frecuencias— ofrecen servicios o implementan las soluciones en redes privadas.

“El concepto de redes de banda ancha ha evolucionado a redes convergentes, que no hacen la distinción entre fijo y móvil”, destacó José Gutiérrez, Gerente de Regulación, Comunicación y relaciones públicas de Cabletica.

Los especialistas indican que el modelo de desarrollo de la tecnología involucra otras disciplinas con mayor intensidad, como la ingeniería electrónica, la mecatrónica, el diseño industrial y la robótica, y ciencia de datos, entre otros.

“Es imprescindible que las empresas de todos los sectores estén atentas a los avances tecnológicos y los adopten lo más pronto posible. Esta tecnología irá adoptándose en todos los ámbitos”, recalcó Edwin Estrada, exviceministro de Telecomunicaciones y director regional de desarrollo de Nae.

Camtic incluso realizó el lanzamiento, a mediados de enero pasado, de un grupo de trabajo llamado Capítulo IoT/5G para articular a las diferentes firmas de manufactura, servicios financieros, medicina, comercio al detalle, seguros y agricultura, por ejemplo, que aprovechen las oportunidades.

La industria recalca que es necesaria, además, la integración de entidades académicas, gobierno, municipalidades, promoción de exportaciones, servicios legales e instituciones multilaterales.

El desarrollo de soluciones basadas en 5G permitiría a las empresas costarricenses reducir costos para competir en mercados desarrollados donde hay un despliegue acelerado de redes. Asimismo, las firmas locales podrán ofrecer en esos países soluciones para esa tecnología.

Junto a estas oportunidades de negocios, el mayor impacto de la combinación de las diferentes tecnologías será incrementar la competitividad y la rentabilidad de las empresas y del país, así como mejorar la calidad de vida de la población.

“La adopción rápida de redes 5G no es un tema ya de innovación, es un tema de supervivencia de cara a lo que ya otros países están haciendo”, recalcó Cruz, de Camtic.

Usos de 5G
Aplicaciones de la tecnología según sector o industria para incremento de la innovación, la productividad, la rentabilidad y la competitividad de las empresas:
Manufactura: “Fábrica inteligente” con automatización y control de maquinas (para anticipar fallas) y gestión de materiales, y generación de prototipos digitales para acelerar nuevos productos.
Salud: Detectar evolución de síntomas, generar alertas, diagnósticos, tratamientos a la medida, actualizar expedientes y cirugías remotas.
Agricultura: “Agricultura de precisión” mediante medición —con sensores y drones— de clima, humedad, acidez de los suelos y temperaturas, detección de plagas y recomendaciones de alimentación de animales o uso de abonos.
Comercio: Virtualizarían de transacciones y experiencias lúdicas de compra (showrroms virtuales), personalizan de venta, gestión de inventarios y uso de realidad aumentada y virtual en mercadeo.
Energía: En la producción, distribución y uso de la energía eléctrica se optimizan los recursos, fuentes, costos y gasto en tiempo real.
Educación: Plataformas de realidad virtual, aumentada y mixta para formación técnica y en general para procesos de aprendizaje más interesantes y lúdicos.
Transporte: Vehículos autónomos, gestión de flotillas y de camiones o contenedores refrigerados, así como pago electrónico.
Edificios: Cámaras inteligentes, identificación de visitantes, gestión de residuos, iluminación y energía, y automatización.
Ciudades: Gestión de estacionamiento, pluviometría, iluminación, residuos, tráfico, semáforos inteligentes, prevención y seguridad
Fuentes: Cabletica, Camtic, Consorcio IoT, Deloitte y Nae.
Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".