Siquirres, Orotina, Grecia, Liberia, Pérez Zeledón y Turrialba, tentaron a seis firmas

Por: Marvin Barquero 20 junio, 2014

En el 2010 entraron en vigencia nuevos incentivos en la ley de zonas francas para fomentar la inversión en regiones de menor desarrollo, pero, desde entonces, estos beneficios solo han logrado seducir a seis empresas.

El lento flujo de compañías extranjeras a esas áreas (en total, el país atrajo a 43 compañías solo en el 2013) se debe a deficiencias en servicios, como electricidad, telecomunicaciones y trámites municipales; en infraestructura, como carreteras y accesos a puertos y aeropuertos; y a la poca disponibilidad de mano de obra calificada.

Así lo reconocieron, por separado, el encargado de incidencia política de la Unión Nacional de Gobiernos Locales, Leonardo Campos, y la presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Mónica Segnini.

La Ley General de Zonas Francas da ventajas fiscales a las firmas que se instalen en áreas de menor desarrollo relativo, definidas mediante indicadores de desempleo, educación y otros.

Esas empresas disfrutan una exoneración del impuesto sobre la renta por seis años (en otras zonas pagan 6% en los primeros ocho años). Luego de ese periodo se les cobra una suma menor.

Óscar Quirós labora en Firestone Industrial Products, instalada desde el 2010 en una zona franca en Turrialba, donde la empresa produce resortes de aire para la suspensión de camiones. | ARCHIVO/JORGE CASTILLO.
Óscar Quirós labora en Firestone Industrial Products, instalada desde el 2010 en una zona franca en Turrialba, donde la empresa produce resortes de aire para la suspensión de camiones. | ARCHIVO/JORGE CASTILLO.

En camino. La directora de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), Gabriela Llobet, defiende algunos resultados concretos de inversión, al lado de un trabajo para preparar a las municipalidades y organizaciones locales.

A la presencia desde el 2004 de Euroconcretos, en Quepos, se unieron luego Firestone Industrial Products en Turrialba, en 2010, y Health Dynamics, en Pérez Zeledón, en 2012, lo que da buena perspectiva a esas regiones, resaltó Llobet. Además, otras cuatro empresas ya anunciaron aperturas fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Y la captación podría subir a partir de este año: Cinde puso en marcha el plan Ciudades Secundarias ( Second Tier Cities ), con el cual orientará más recursos a “vender” estas zonas. Según Llobet, ya existe interés en sitios como Limón, Orotina, Liberia y Pérez Zeledón.

Poco cambio
Poco cambio

A pesar de estos esfuerzos, la Región Central del país mantiene una elevada participación en las exportaciones, al comparar los datos del 2009, antes de la reforma, con el 2013.

Campos reconoció que muchas municipalidades creen que su papel se limita a cobrar impuestos.

Pero la meta es convertirlas en agencias de desarrollo, un concepto que implica tener un programa de atracción de inversión, definir los obstáculos, establecer iniciativas de mejora y coordinar con entidades del Gobierno Central estos planes, que deben abarcar áreas como infraestructura, servicios y educación, puntualizó Campos.

En ese sentido, detalló, la Municipalidad de Grecia es una de las que más ha avanzado.

El alcalde de ese cantón, Adrián Barquero, dijo que es fundamental coordinar con la empresa privada y brindarle servicios especiales. Por ejemplo, su oficina se encarga directamente de los trámites presentados por ese tipo de compañías.

Álvaro Murillo, gerente de Firestone en Turrialba, destacó que tienen empleados muy colaboradores, buena relación con la municipalidad local, servicios adecuados y cercanía con los puertos. El único obstáculo ha sido conseguir personal que hable bien inglés.