Negocios

Ópticas ajustan precios y formas de pago para crecer

Universal se incorporó a un mercado en crecimiento, en competencia con empresas como Asembis, Gollo y Pricesmart

Al menos cuatro negocios de ópticas con operaciones en Costa Rica prevén abrir más puntos de venta, aferradas a la promesa de ofrecer precios cómodos y facilidades de pago.

La oferta crece de la mano de empresas que nacieron en el sector salud, como Vitra y Asembis, pero también, apoyadas en compañías que ampliaron sus líneas de negocio, entre ellas Gollo y más recientemente Universal.

Tener una óptica resulta atractivo en un país en el que el 55,5% de las personas mayores de 18 años usan algún tipo de lente para mejorar su visión (principalmente anteojos), según la Encuesta Actualidades 2018, realizada por estudiantes del curso Diseño de Encuestas por Muestreo de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.

La edición del 2018 logró concretar una encuesta nacional de opinión, cara a cara, que incluyó una muestra probabilística de 1.096 costarricenses de 18 años y más, en la que se abordaron nueve temas de actualidad.

El documento destaca que la mayoría de los encuestados (73,4%) visitaron una óptica o clínica privada la última vez que se realizaron un control rutinario o que compraron lentes nuevos. De ahí, que el negocio resultara en una opción digna de análisis.

“A lo largo de los años el tema de salud visual estaba muy concentrado en una cadena. El mercado nacional en salud visual está en pleno crecimiento, por lo que ahora la competencia es fuerte”, explicó Eduardo Córdoba, gerente de Mercadeo de Gollo.

Gollo Ópticas inició operaciones en el 2015 y tiene 23 puntos de venta, de los cuales tres abrieron durante los primeros siete meses del 2019. Sin embargo, el plan de la compañía es abrir ocho locales este año.

Dentro de la estrategia de la empresa destaca que los clientes cuentan con hasta 18 meses para pagar el artículo que necesiten; ya sea anteojos, lentes de contacto o de sol. Además, ofrecen mantenimiento de por vida para los productos adquiridos.

Universal es otra tienda que amplió su portafolio de inversiones al incursionar en el negocio de la salud visual. La empresa inauguró su primera óptica dentro de su tienda de Lincoln Plaza, Moravia, el pasado 24 de julio.

La empresa se incorpora a la oferta de ópticas con una propuesta donde a cada cliente se le identificará –a través de un iPad– el tipo de rostro con el objetivo de que reciba una adecuada asesoría, los exámenes de vista serán cortesía y pondrán a disposición de las personas una plataforma de citas en línea.

También quienes quieran adquirir sus lentes o aros tendrán disponibles varias opciones de financiamiento de hasta 20 meses sin intereses.

Universal prevé cerrar con siete ópticas antes de que acabe el 2019. A la apertura en Lincoln Plaza se sumarán Avenida Central y Multiplaza Curridabat, en los próximos días, lo que significa la contratación de 10 personas y una inversión de $100.000 por cada establecimiento.

Pricesmart también nació con una oferta lejana a la salud visual, pero con el tiempo decidió incursionar en este campo. La cadena lanzó el servicio de ópticas en octubre del 2017 en su tienda de Santa Ana, pero ahora está disponible en los siete clubes.

La empresa pretende destacar en la oferta con un buen servicio, calidad en aros y lentes, precios competitivos y con equipos de última tecnología.

Nacidas en el sector salud

Asembis y Vitra iniciaron operaciones con el propósito de atender necesidades en salud y ahora planean ampliar su cobertura en el país, e incluso ingresar a otros mercados.

En el caso de la primera empresa, solo en este 2019, espera realizar la apertura de siete puntos de servicio y prevé inaugurar 13 tiendas más en el transcurso del 2020.

Como parte de ese crecimiento, se alió con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para desarrollar un laboratorio en el que se produzcan lentes oftálmicos digitales. Este proyecto tiene un costo de $1,7 millones.

El convenio también permite hacer planes comerciales para aumentar la proveeduría de productos ópticos por medio de alianzas, así como implementar una aplicación de telemedicina y un chatbot para mejorar el servicio al cliente.

Asembis ofrece los exámenes de la vista en ¢1.100 y anteojos completos (aros, lentes, estuche y kit de limpieza) en ¢9.995.

Ópticas Vitra, con cuatro años de operación, también destaca la variedad de precios como una fortaleza ya que ofrece combos (examen de la vista, lentes y aros) con costos que van desde los ¢6.990 hasta ¢38.000.

Randall Quesada, socio de esta compañía, dijo que detectaron que los consumidores buscan opciones que les garanticen calidad a precios accesibles con buena asesoría.

Vitra cuenta con 17 sucursales y su plan de expansión incluye cerrar el año con al menos tres tiendas más que se localizarían en Desamparados, Alajuela y el oeste de San José.

Ópticas Visión, en alianza con Medismart, ofrece, por ejemplo, un paquete que incluye aros (con valor menor a ¢20.000), lentes en policarbonato blanco con antireflejo, estuche y franela en ¢30.000.

El dinamismo de este segmento también se evidencia con el lanzamiento de la marca de ópticas Zarah Carter. Su primera tienda abrió en el complejo 7 Bancas, en Escazú.

Cristina Fallas Villalobos

Cristina Fallas Villalobos

Es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.