Marvin Barquero. 25 marzo
Nuevamente, los comerciantes llamaron a realizar compras solidarias y responsables. Foto: Cortesía
Nuevamente, los comerciantes llamaron a realizar compras solidarias y responsables. Foto: Cortesía

El 80% de las empresas de comercio (ocho de cada 10) disminuyó sus ventas, en diferente grado, como consecuencia del impacto del coronavirus, según un sondeo de la cámara del sector.

El 46% de las empresas afirma que estas pérdidas superan el 50% de sus ventas y 30% de ellas enfrentan pérdidas superiores al 75% de sus ventas, respecto a las mostraban anteriores a la crisis, informó la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR), en un comunicado.

La organización informó de que los datos son producto de un sondeo realizado en una muestra del 15% de lo afiliados. La consulta se realizó con el apoyo de la Federación de las Cámaras Empresariales de Istmo Centroamericano (Fecamco).

Entre las que contestaron el sondeo, 3% respondió que ya despidió personal, mientras el 87% de los empresarios comprenden y están de acuerdo con las medidas de control sanitario establecidas.

Además, la consulta reveló que 59% de las empresas se han visto obligadas a reducir sus operaciones de alguna forma, incluyendo una menor producción, cierre de sucursales, entre otras medidas.

“Nuestro objetivo principal ha sido sostener el empleo por lo que hemos estado trabajando de manera continua, con las autoridades de gobierno, para que se apliquen medidas que ayuden a mitigar los impactos económicos de los diferentes sectores, especialmente el comercio”, comentó Julio Castilla, presidente de la CCCR, en el comunicado.

“Desde la Cámara de Comercio –continuo Castilla en el comunicado– reconocemos los esfuerzos que ha hecho el Gobierno proponiendo acciones que alivien el impacto en la productividad de las empresas. Aún cuando estas medidas están enfocadas en la línea correcta, consideramos que no son suficientes”.

De nuevo, la Cámara llamó a la población a realizar compras de manera razonable y solidaria.

Detalló que se mantiene la alta demanda en los artículos de limpieza y cuidado personal, pero la compra de productos básicos se ha normalizado, según han indicado los afiliados a esa cámara.