Krisia Chacón Jiménez. 2 marzo
Nikkos es una empresa de capital 100% costarricense; ofrece 51 productos que están repartidos entre yogures, aderezos, mantequillas y helados. Además, emplea en forma directa a cerca de 30 personas. Magaly Tabash es la fundadora de esta pyme. Foto: Albert Marín/Archivo.
Nikkos es una empresa de capital 100% costarricense; ofrece 51 productos que están repartidos entre yogures, aderezos, mantequillas y helados. Además, emplea en forma directa a cerca de 30 personas. Magaly Tabash es la fundadora de esta pyme. Foto: Albert Marín/Archivo.

Productos sin azúcar añadida, sin saborizantes, naturales y nutritivos, es la filosofía con la que Magaly Tabash fundó la empresa Alimentos BonaVida.

Esta compañía le dio vida a la marca Nikkos, la cual está presente en supermercados como Walmart, MasxMenos, Auto Mercado y Vindi.

Actualmente esta empresa de capital 100% costarricense ofrece 51 productos que están repartidos entre yogures, aderezos, mantequillas y helados.

En 2011, Tabash aprovechó sus conocimientos como tecnóloga de alimentos para emprender una aventura empresarial a partir de una línea de aderezos para ensaladas de forma artesanal, con productos naturales y bajos en calorías.

Hoy esta empresaria emplea a 30 personas y tiene como meta seguir creciendo e innovando en nuevas categorías de productos. Sin embargo, la compañía está en un segmento donde existen grandes competidores como la tradicional marca Dos Pinos y las transnacionales Grupo Lala y Yoplait.

La empresa de investigación de mercados Euromonitor calculó que para el 2019, el mercado de productos lácteos en Costa Rica alcanzó un valor cercano a los $675 millones, con un potencial de crecimiento del 14% para los próximos cinco años.

Los productos con más peso en el valor del mercado son la leche fluida y el queso. Sin embargo, cuando se trata del aumento esperado para el próximo lustro, los yogures (23,4%) y las mantequillas (16,5%), son las que prometen el mejor desempeño.

“Las tendencias actualmente apuntan a productos para una buena salud digestiva, altos en proteína, sin azúcar, bajos en grasa y artesanales. Características que tienen todos nuestros productos”. Magaly Tabash, fundador de Alimentos BonaVida.
Camino hacia la diversificación

El negocio de Tabash comenzó con los aderezos, pero unos meses después, con la inquietud de que a una de sus hijas no le gustaba comer frutas, comenzó a elaborar helados de fruta natural y fresca a base de agua. Así fue como nacieron las Frutibarras, y posteriormente las Yogupaletas elaboradas con yogur natural.

Un año después vio la oportunidad de crear un yogur griego nutritivo. Primero incursionó con una línea de yogur griego tradicional y posteriormente expandió su línea con la versión Fit, la cual es alta en proteína.

Las características de estos productos promovieron que el negocio ganara popularidad entre nutricionistas y personas que están en la constante búsqueda de alimentos saludables y que les complemente con su rutina de ejercicios.

Entre el 2017 y 2018 el abanico de opciones nutritvas se expandió y la empresa incursionó con una línea de mantequillas y ghee (un tipo de mantequilla) artesanales, con diferentes sabores, así como con un sustituto de natilla elaborado a base de yogur griego.

Más reciente la empresaria continuó viendo opciones en la línea de yogur por lo que amplió la oferta de sabores y todos pasaron a ser con probióticos y deslactosados.

Específicamente, el mercado global de probióticos tiene un valor de $49.000 millones y se proyecta un crecimiento anual, promedio, del 7% al 2023, cuando alcanzará un valor de $69.000 millones, según la firma de investigación MarketsandMarkets.

Este crecimiento está impulsado por una mayor comprensión del consumidor sobre los beneficios de los probióticos, así como un mayor número de propuestas atractivas por parte de los fabricantes.

“Para Costa Rica, los alimentos funcionales a base de probióticos representan una categoría de amplio potencial por ser explorada por empresas costarricenses, dado que los mercados internacionales demandan actualmente productos naturales, de buen sabor y con ingredientes tropicales asociados a beneficios nutricionales”, afirmó la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

Ahora Nikkos también tiene una línea para niños con el fin de llevar a la mesa esta marca a los diferentes miembros de la familia.

“Actualmente el comer alimentos más naturales y saludables es la tendencia, pues las personas se preocupan más por su estilo de vida”, afirmó Tabash.

Foto cortesía Nikkos
Foto cortesía Nikkos
Ingreso a las grande cadenas

Con la marca de helados Mr. Fito, Magaly Tabash acudió a una ronda de negocios de Walmart en donde mostró sus productos y hubo interés por parte de ellos.

Después llegó a Auto Mercado y logró posicionar sus productos en las vitrinas.

Como parte de su proceso de crecimiento, en el 2018 la pyme abrió una planta de producción en Guachipelín de Escazú. En este espacio los clientes pueden adquirir los productos al por mayor.

“La nueva planta nos ha permitido crecer muchísimo nuestra producción, así como innovar con nuevas líneas de producto que pronto estaremos lanzando al mercado”, manifestó Tabash.

La pyme costarricense está en un mercado donde según la misma fundadora es David versus Goliat. Existen gigantes competidores, pero con una propuesta diferente.

Uno de los factores que impulsan a su negocio es la tendencia que existe en comer sano y llevar un estilo de vida equilibrado.

El concepto de salud ha evolucionado en los últimos años, impulsado por una mayor conciencia sobre la salud física, mental y emocional del consumidor, indicó Procomer, en un estudio de mercado sobre alimentación saludable, publicado en enero pasado.

De allí surge un concepto más holístico de lo que es considerado saludable, definición que ya no solo se relaciona con la ingesta de menos calorías o azúcar, sino que el futuro de los alimentos se basa en unir la salud del cuerpo y la mente.