Patricia Leitón. 27 junio
El científico costarricense Franklin Chang Diaz explicó que con la participación de Canadá en el proyecto, el motor Vasimr adquiere un sabor internacional más fuerte Foto: Rafael Pacheco
El científico costarricense Franklin Chang Diaz explicó que con la participación de Canadá en el proyecto, el motor Vasimr adquiere un sabor internacional más fuerte Foto: Rafael Pacheco

El motor de plasma que desarrolla el científico costarricense Franklin Chang recibió un nuevo impulso económico de $1,5 millones, que le permitirá continuar en la carrera para que el prototipo pueda realizar viajes de larga distancia en el espacio.

Los recursos provienen de un acuerdo firmado por Ad AStra Rocket Company, liderada por Chang, con la empresa de desarrollo de tecnología innovadora, Aethera Technologies Limited, y la Agencia Espacial Canadiense.

El convenio fue anunciado el 25 de mayo de 2018 y comunicado la mañana de este 27 de junio por Ad Astra.

“El financiamiento de CSA (Agencia Espacial Canadiense) proporciona una medida de la visión a largo plazo de Canadá de la importancia de la propulsión eléctrica de alta potencia en la evolución gradual de la humanidad más allá de la órbita terrestre” dijo Chang.

“Con la participación de Canadá en el proyecto, el motor Vasimr adquiere un sabor internacional más fuerte”, añadió.

(Video) Diálogos con el científico y empresario, Franklin Chang sobre el hidrógeno en Costa Rica

Ad Astra explicó que un elemento crítico del motor, provisto por Aethera en este acuerdo, es soportar la próxima prueba de cocción de alta potencia continua de 100 horas. La prueba está programada para el cuarto trimestre de 2018 bajo la asociación NextSTEP de la NASA con Ad Astra.

Al finalizar la prueba de 100 horas, todos los sistemas del Motor de Magnetoplasma de Impulso Específico Variable (Vasimr, por sus siglas en inglés) estarán en o por encima del nivel de disponibilidad de tecnología, el paso antes de una prueba de vuelo espacial.

El motor Vasimr más avanzado es el prototipo VX-200SSTM, que se acerca al nivel 5 de disponibilidad tecnológica y que actualmente se somete a pruebas en las instalaciones de Ad Astra en Texas, cerca de Houston.

A fines de 2017, la empresa acumuló con éxito 100 horas de pruebas no continuas de alta potencia y ahora está actualizando el cohete para las operaciones de encendido continuo.

A pesar de una interrupción de un mes en las operaciones debido al huracán Harvey, la compañía ha completado todos los hitos del contrato de la NASA hasta la fecha y permanece en el presupuesto para la finalización del programa.