Cristina Fallas Villalobos. 21 agosto
Avistar aves es una de las actividades que los adultos mayores pueden realizar en Costa Rica. Fotografía con fines ilustrativos/Alonso Tenorio.
Avistar aves es una de las actividades que los adultos mayores pueden realizar en Costa Rica. Fotografía con fines ilustrativos/Alonso Tenorio.

Ofrecer servicios y productos específicos para atender las necesidades de los adultos mayores se convierte en una opción de negocio atractiva debido al proceso de envejecimiento de la población costarricense.

Proyecciones del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) indican que cerca de 453.000 personas tendrán 65 años o más en el 2020 (6,6% de la población total de Costa Rica), mientras que en el 2050, 30 años más tarde, esa cifra se acercaría a 1,3 millones (21% del total).

Por eso, conocer las aspiraciones y necesidades de esta población y considerarlos dentro del plan de negocios tiene cada vez más sentido.

Isela Corrales, directora de programas gerontológicos de la Asociación Gerontológica Costarricense, mencionó que algunas empresas en Costa Rica adaptaron sus productos o crearon servicios específicos para grupos de personas mayores, especialmente en el área educativa y recreativa.

“Un sector importante (de los adultos mayores), aunque no mayoritario, cuenta con una significativa capacidad adquisitiva, de tal forma que podría considerarse un importante nicho de mercado al cual prestarle atención”, manifestó Corrales.

La generación de nuevos negocios no solo comprende satisfacer las necesidades básicas de ese grupo de la población, tal y como se evidencia en el estudio Las 10 principales tendencias globales de consumo para el 2019 del proveedor de investigación de mercado, Euromonitor Internacional.

El análisis muestra, por ejemplo, que los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1964) más acaudalados están tan obsesionados con la tecnología, que se mantienen al día incluso con las últimas aplicaciones y dispositivos inteligentes, como ocurre con los millennials.

Zandi Bremner, jefa de innovación del cliente de Euromonitor Internacional, explicó que estamos moviéndonos hacia una era de consumidores agnósticos respecto de la edad.

“Esto debe ser reconocido por los fabricantes de productos y proveedores de servicios al adaptar su oferta para que sea universal y acogedora. Las personas no quieren sentirse viejas”, añadió Bremner.

Opciones disponibles

Baraná, Slimbox, Academia de Natación Los Delfines, Nayara, Tierra Verde y Sky Adventures , son algunas de las empresas que aprovechan las oportunidades de negocio que generan los adultos mayores.

La primera lanzó un servicio de alimentación para adultos mayores al detectar que las necesidades nutricionales, capacidades digestivas y respuestas metabólicas de esa población son diferente a la del resto.

Esta compañía realiza entregas a domicilio de comida preparada con un costo que va desde los ¢3.950 a ¢4.500 por almuerzo o cena; lo que representa una inversión mensual que oscila entre los ¢18.000 y ¢79.000 al mes.

Slimbox también prepara platillos modificados en textura para que puedan ser consumidos de una mejor manera por los adultos mayores. El costo de los servicios inicia en los ¢4.700.

Un 20% de los clientes de Slimbox, en el 2018, tenía más de 65 años.

En el caso de la Academia de Natación los Delfines atienden grupos de adultos mayores de hasta siete personas de lunes a viernes de 6 a. m. a 12 m. d. Asistir una vez a la semana a clases de natación y acondicionamiento físico tiene un costo de ¢29.000 al mes.

Del total de alumnos, a julio del 2019, el 18% tenía 65 años o más.

Si de aventura se trata Nayara Resort, exclusivo hotel en La Fortuna de San Carlos; la agencia turística Tierra Verde y Sky Adventures, con sus tour en Monteverde y Arenal, realizan ajustes en su oferta para atender las necesidades de adultos mayores, costarricenses o extranjeros.

“Nuestros servicios para adultos mayores incluyen las caminatas matutinas, de avistaje de aves. Estamos considerando nuevas actividades de soft-adventure que se amolden a los tiempos de los adultos mayores”, dijo Constanza Navarro, gerenta de Mercadeo y Ventas de Nayara.

El público mayor de 55 años representó 30% de los visitantes del hotel en 2018.

Para el tour operador y agencia de viajes, Tierra Verde, los adultos mayores son una fuente importante de ingresos (53% de sus clientes del 2018 eran de ese segmento de la población) por lo que cuentan con guías especializados en su atención y mantienen protocolos para atender emergencias.

Finalmente Sky Adventures tiene teleférico y puentes adaptados en el bosque para sillas de ruedas en sus parques de aventura.

“Parte de nuestra misión es provocar experiencias extraordinarias a través de la posibilidad de llevar a las profundidades del bosque a personas que usualmente no podrían”, destacó Rodrigo Valverde, gerente general de la empresa.

Su oferta para adultos mayores aumentaría próximamente debido a que trabajarán en mejorar los accesos y hacer modificaciones a los tours disponibles actualmente.